1. Miles de personas y 400 alcaldes

La declaración del presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, en el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya reunirá a 400 alcaldes y una concentración de protesta que puede superar las 10.000 personas. Los alcaldes han sido convocados por la Associació de Municipis per la Independència y la Associació Catalana de Municipis. Se presentarán con los símbolos de su poder, de la vara a la banda. El objetivo de este gesto, acordado la semana pasada en una reunión con la ANC y Òmnium, es reproducir la imagen del pasado 4 de octubre en el palacio de la Generalitat, con ocasión de apoyar a los consistorios a la consulta del 9N. Los alcaldes se sumarán al Govern y a diputados del Parlament, que acompañarán a Mas como ya hicieron con Irene Rigau y Joana Ortega. Junts pel Sí ha convocado a sus diputados en la Cámara para acudir juntos hasta el Tribunal. La previsión es que también los alcaldes salgan del parque de la Ciutadella, mientras los miembros del Govern llegarán juntos de la ofrenda en la tumba de Lluís Companys, de quien se conmemora el 75 aniversario de su fusilamiento. Al acabar, Mas comparecerá en la galería gótica del palacio de la Generalitat.

2. Navajazos en el PP en Madrid

La declaración de Mas se produce en el momento que en el PP se ha abierto la veda de los conflictos internos en el contexto de las elecciones del 20 de diciembre. El Gobierno español se desayunó ayer con una demoledora entrevista del ministro Cristobal Montoro en que no dejaba títere con cabeza entre sus compañeros de partido y gobierno. Montoro reparte en todas direcciones –populares– pero no fue el único. El agrio choque que protagonizaron el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, y el presidente del Congreso, Jesús Posada, en el pleno de la Cámara baja fue también de traca y pandereta. Especialmente teniendo en cuenta que Posadas salía en defensa de un diputado de CDC a quien Margallo había enviado al psiquiatra con cajas destempladas.

En los pasillos, un grupo de diputadas del PP expresaron a su colega Cayetana Álvarez de Toledo, crítica con el gobierno de Rajoy, su descontento por los reproches que dirige al presidente español. Subió el tono pero no llegaron a las manos. Eso sí, se desbordaron cuando unos diputados del PSOE que trataban de registrar la escena fueron echados al grito de ¡carroñeros! Y la guinda del pastel: la presidenta del PP de Euskadi, Arantza Quiroga, dimitía este miércoles, al sentirse desautorizada por el rechazo de sus compañeros a una propuesta en la que moderaba el tono de condena al terrorismo.

3. Avanza el diálogo JxSí-CUP

Las cuatro comisiones de Junts pel Sí y de la CUP que negocian un acuerdo para pactar la legislatura y el procés siguen adelante. Después de que el martes el líder cupero Antonio Baños se pasó la mañana de guardia delante del TSJC durante la declaración de la consellera d'Ensenyament en funciones, y de que por la noche, ante el Ayuntamiento de Barcelona con el alcaldesa Ada Colau al frente, se rehiciera la imagen de unidad del Pacte Nacional pel Dret a Decidir, la dura realidad de las conversaciones ha vuelto inmediatamente al primer plano. “Podremos empezar a ser optimistas de verdad cuando haya cosas concretas que valorar, cuándo haya acuerdos firmes, hechos claros que todavía no son. Estamos en una fase todavía muy exploratoria y muy inicial”, ha explicado Anna Gabriel a L'Oracle de Catalunya Ràdio. De momento, se mantiene firme la idea de que se agotará el calendario de la negociación y que la constitución del Parlament difícilmente será antes del 26 de octubre.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat