81 años después del asesinato de los hermanos Badia, políticos del partido independentista Estat Català durante la Segunda República, unas 20 personas se han reunido como símbolo de recuerdo. El acto de homenaje a Miquel y Josep Badia se ha dado ante el número 38 de la calle Muntaner de Barcelona, el mismo lugar donde los hermanos fueron asesinados, víctimas de un atentado terrorista inicialmente relacionado con las FAI -sindicato anarquista.

A pesar de su muerte prematura, ambos contaban con una extensa carrera política. Miquel Badia fue dirigente de Estat Català y jefe de servicios de la Comisaría General de Orden Público de la Generalitat, cargo que le hizo ganarse el sobrenombre de "Capità Collons". El hermano mayor de los Badia, muy próximo a la figura de Francesc Macià, fue también uno de los fundadores de las joventuts d'Esquerra Republicana que, 81 años después de su muerte, siguen asistiendo al acto en símbolo de recuerdo.

Las JERC han sido este viernes representadas por el secretario de organización, Joan Solà, que ha llevado un ramo de claveles rojos. También ha asistido una delegación de Demòcrates de Barcelona, encabezada por los miembros de la ejecutiva de la capital catalana, Salvador Bonada y Manu Sitges, y también Albert Latorre, miembro del Comitè Demòcrata Nacional.

El acto ha contado con los parlamentos de Francesc Abad, de Palestra, y el historiador Lluís Duran, que han relacionado el patriotismo de los hermanos Badia con el proceso independentista. Ambos han acabado sus discursos con un grito de "visca Catalunya lliure" y el acontecimiento ha concluido con con la interpretación del Cant dels Segadors.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat