Los Servicios Jurídicos del Estado están estudiando las responsabilidades "en que pudieran incurrir" los miembros de la Mesa del Parlament de Catalunya por admitir a trámite las enmiendas de la CUP "por su carácter ilegal y contrario a la Constitución y el Estatuto de Catalunya", según informan fuentes del Gobierno a El Nacional.

"El Gobierno tiene que velar en todo momento por el cumplimiento de la ley, como ha venido haciendo hasta ahora. Y seguirá ejerciendo con la mayor eficacia posible la administración de los asuntos ordinarios en Catalunya, en tanto no haya un presidente elegido de acuerdo con la ley y el reglamento del Parlament", añaden.

Las fuentes consultadas explican que se estudiará cada acto administrativo que se lleve a cabo, es decir, tanto la admisión a trámite de este martes en la Junta de Portavoces, como también, si finalmente el presidente del Parlament Roger Torrent admite que se vote mañana la propuesta que ratifica la independencia.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat