La primera parte de la Operación Catalunya consistió en: 1/ falsificar en unos casos y fabricar en otros documentos para poder acusar de corrupción a varios políticos catalanes y 2/ conseguir publicar estas falsificaciones en medios "amigos" de Madrit (concepto) usando periodistas que formaban parte de la trama.

La segunda parte de la Operación Catalunya ha consistido en 1/ desacreditar a los Mossos d'Esquadra y a la Generalitat acusándolos de saber que sucedería el atentado y no haberlo evitado porque estaban demasiado ocupados con la independencia y 2/ hacer circular el contenido elaborado por la trama a través de un medio catalán para que tuviera más impacto y fuera más creíble.

En el primer caso, la cara periodística visible fue Eduardo Inda. Ahora lo ha sido Enric Hernàndez, director de El Periódico. Sobre su participación en la trama, nada que decir, porque todo el mundo es muy libre de hacer lo que crea conveniente con su reputación y todo el mundo sabe los motivos por los cuales hace las cosas.

En los dos casos la táctica ha sido la misma: a partir de noticias falsas, los acusados tienen que defenderse, siempre yendo un paso atrás y por lo tanto sin poder dominar los tempos. Y cuando han conseguido demostrar la verdad, da igual porque es imposible borrar la mierda extendida sobre ellos. Ya lo dice la famosa frase: difama, que algo queda. Y, sobre todo, difama porque siempre hay gente dispuesta a creerse las mentiras que confirman lo que ya pensaban anteriormente. Es el gran ejemplo de la posverdad, la mentira de toda la vida, pero más sofisticada y con unos altavoces mucho más amplios.

Analizemos, pues, todas las mentiras de la Operación Catalunya 2 y que forman parte de la guerra sucia contra el gobierno catalán:

- En el primer supuesto documento de la CIA avisando de que habría un atentado en la Rambla ya se dice que era "información no comprobada de veracidad desconocida". O sea, suponiendo que aquel documento fuera cierto y real, el propio contenido decía que aquello no tenía ninguna credibilidad. ¡Un gran inicio!

- Este primer documento de la CIA se demostró falso. Fue falsificada la presunta prueba que debía demostrar toda la teoría de la conspiración. Y fue falsificada de una manera tan vulgar que deja para la historia perlas como "off the nota" y "to the Mossos".

- Se nos dice que esta nota falsa fue enviada a "The Mossos" y a la CITCO (Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado). El CITCO depende directamente del Secretario de Estado de Seguridad y lo dirige José Luís Olivera, unos de los máximos responsables de la Operación Catalunya 1 y famoso por haber presionado fiscales para que investigaran pretendidas tramas corruptas. Pues bien, las sospechas de dejadez sólo van hacia "The Mossos" y hacia la Generalitat y quien comparecen son el conseller y el jefe de los Mossos. ¿Al ministro español responsable del CITCO no se le piden responsabilidades ni tiene nada que decir? ¿Ni a los responsables de la Policía Nacional y la Guardia Civil? ¿Por qué ellos tampoco hicieron caso de este aviso tan probable y nadie les exige explicaciones?

- El aviso que empezó siendo de la CIA, después resultó haber sido hecho por una especie de organismo que agrupa varias agencias y ha acabado siendo un aviso de los "Estados Unidos", así en general.

- Julian Assange, poco sospechoso de connivencia con la CIA, apareció diciendo que todo lo que decía Enric Hernàndez era mentira.

- El segundo documento, el publicado este viernes es este:

Como aquí no se ve muy bien, mirémonoslo ampliado y comentemos tres cositas:

Si vuelve a la captura con la noticia de El Periódico comprobará que el titular dice que "es la nota original". Es mentira. No puede ser la nota original porque la fecha del documento (marcada en rojo) es de cuatro días después de la fecha del atentado. Eso demuestra que en ningún caso puede ser el original porque en todo momento se nos dice que el aviso de los EE.UU. fue hecho dos meses antes. Si el aviso fue hecho hace dos meses, la fecha de la nota original no puede ser de cuatro días después de los atentados. Por otra parte, en el texto (marcado en negro) que está en el original inglés, se dice: "A continuación se muestra el texto de la nota que nuestro servicio envió a 'the Mossos' el 25 de mayo del 2017", olvidando - casualmente- que siempre se nos ha dicho que también fue enviado al CITCO. ¿Si fue enviado al CITCO, por qué en una aclaración creada posteriormente de olvida este detalle?

- Enric Hernàndez publica una hora después del atentado de la Rambla este famoso tuit:

Enric Hernández

Un tuit al cual, por cierto, después le ha cambiado la foto y ha optado por una menos sangrante, como se puede comprobar en esta captura más reciente:

Pues eso, que publica el tuit, y el documento que justificaría su afirmación, como ha quedado demostrado, ¿no lo tiene hasta cuatro (CUATRO) días después de haber afirmado lo que dice él que dice este documento? ¿Si este documento existía desde hacía dos meses (que es lo que él afirma en el tuit), por qué no lo tuvo entonces? ¿Y, como no lo tiene, lo pide a posteriori? Y entonces, ¿lo que no existía dos meses después, ahora sí que existe? ¿Pero, a ver, qué credibilidad tiene esto?

Ahora bien, estas verdades ya no pueden combatir la campaña de intoxicación y de mentiras, como lo demuestran las portadas de la prensa de Madrit de este viernes:

El objetivo ha sido alcanzado y, como pasó con la primera Operación Catalunya, se ha creado una realidad paralela a la que se agarran los interesados en presentarnos como un grupo de corruptos que ahora, además, hemos permitido el asesinato de 16 personas porque estamos obsesionados con la independencia. ¿Cómo queremos ser independientes si somos incapaces de gestionar un clarísimo aviso de atentado? Este tuit del diputado del PP por Zaragoza, Eloy Suárez Lamata (aunque después rectificado), es un buen ejemplo del clima que se ha conseguido crear:

¡Felicidades, Enric! ¡Misión cumplida!

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat