Ahora usted y yo haremos de espectadores de una situación, a ver qué conclusión sacamos. Imaginemos que un grupo de personas organiza una cena popular (llámele cena popular, llámele la Marcha del Orgullo Gay de Madrid). E invita a todo el mundo que quiera y le apetezca ir... menos a quien tenga algún tipo de relación con una asociación que, casualmente, está en contra de las cenas populares, las persigue y las quiere eliminar (llámele que los organizadores del Orgullo no invitan a partidos que hayan pactado con VOX porque consideran que es un grupo de extrema derecha defensor de la homofobia).

Pues bien, primera pregunta: Si usted organiza un acto, ¿tiene derecho a vetar la participación de quien usted considere que vulnera el espíritu del acontecimiento que usted organiza? (llámele que si cree que los organizadores del día del Orgullo de Madrid, organismos privados sin ánimo de lucro, tienen derecho a vetar la participación de quien consideran que, con sus actitudes, se sitúan fuera de la filosofía del acontecimiento).

A pesar de que la organización de la cena ha dicho y ha repetido a un grupo determinado de personas que no vayan porque no cumplen los requisitos para estar allí, este grupo va a la cena (que sería lo que hizo Ciudadanos en el Orgullo).

Segunda pregunta: ¿qué cree que puede pasar cuando unas personas que no son bien recibidas en un acto deciden ir al acto? ¿Cree que las acogerán con pétalos de rosa y majorettes, o cree que no serán muy bien recibidas?

Tercera pregunta: ¿Cree que es normal que la gente desapruebe la presencia en un acto de quien expresamente no sólo no ha sido invitado sino que le han dicho repetidas veces que no vaya?

Cuarta pregunta: ¿Qué pretendes conseguir yendo a un lugar donde no te quieren y donde de entre los centenares de miles de asistentes quizás hay alguien dispuesto a demostrar con vehemencia que no te quieren? Y quinta pregunta: ¿Quizás buscas esta vehemencia porque así después te podrás hacer la víctima?

Pues bien, ahora imagine que quien no es invitado a la cena, a pesar de todo va, vuelca la paella gigante que están cocinando para ser consumida por los asistentes y se mea a la sardinas mientras las cuecen a la brasa. ¿Usted, qué cree que pasará a continuación? Pues exactamente eso que usted está pensando es lo que sucedió en el Orgullo.

Y cuando sucedió, los que no eran bienvenidos a la cena fueron corriendo a llorar su desdicha ante los medios de comunicación, hablaron de odio contra ellos y se hicieron las víctimas. Como en Vic, Altsasu, Amer, Errenteria o en la fiesta del Orgullo en BCN. Es la Provocación on Tour 2019.

¿Estoy defendiendo la violencia? No, estoy describiendo lo que pasó y afirmo que eso era lo que Ciudadanos quería que pasara. Porque si no vols pols, no vas a l'era. Si tú quieres defender las reivindicaciones de los colectivos LGBTI, pero resulta que has pactado con VOX y por este motivo los organizadores del Orgullo no te quieren en su fiesta, tú organizas tu propia fiesta. Y allí manifiestas tu apoyo a la causa. Porque si vas a un lugar donde no has sido invitado buscando la reacción violenta, la noticia no será la causa sino tú. Y eso es lo que acabó sucediendo.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat