El mundo ha sucumbido a la última moda viral: La de utilizar Face App, una aplicación que transforma nuestra imagen hasta convertirnos en bebés, ancianos o cambiarnos de sexo, entre otras divertidas alternativas. Los resultados, evidentemente en formato fotográfico, corren por la red y se han convertido en uno de los pasatiempos favoritos del verano. Y la verdad es que algunas de estas mutaciones causan furor, especialmente la de envejecer a sus protagonistas. Famosos por todo el mundo han pasado por este filtro fotográfico. Algunos, voluntariamente, como Noemí Galera, directora de la Academia de Operación Triunfo, que asustaba a algunos seguidores que no conocían la app al compartir la siguiente fotografía, minetras hacía troncharse de risa a todos aquellos que sabían de que iba la historia.

noemi galera vieja faceapp @noegalera

@noegalera

Comentari Noe Galera vieja @noegaleraComentari Noe Galera vieja 2@noegaleraComentari Noe Galera vieja 3@noegalera

"El tiempo pasa volando", decía Galera, la única gran verdad de esta publicación. Todos (con un poco de suerte y de salud) nos haremos viejos, y seguramente tendremos un aspecto motl parecido a lo que ofrece este servicio. En todo caso, el experimento provoca cierta hilaridad, y encontramos una montaña de ejemplos de otros superfamosos a quien les han caído repentinamente unos cuantos años de más. Los favoritos de la red, los futbolistas, con Leo Messi encabezando muchas de las parodias, a pesar de que tenemos a otras celebrities "implicadas".

Messi viejo faceapp @cadena365

@cadena365

Crisitiano Ronaldo viejo @clarin

@clarin

Pique viejo @foxsports

Foxsports.com

Griezmann viejo foxsports

Foxsports.com

Eso sí, las redes, fuente inagotable de estas imaginativas propuestas de famosos de la tercera edad, también hace excepciones. Y obviamente los protagonistas están muy bien escogidos.

La fiebre continuará este verano, con nuevos ejemplos de transformaciones milagrosas saltando por Twitter e Instagram. Y continuará mientras las recientes revelaciones sobre la falta de seguridad que supone la utilización de la aplicación, que podría vender los datos personales de sus usuarios en un futuro, no acaben con esta moda que causa furor entre los jóvenes. Jóvenes que algunos día serán viejos sin necesidad de sus teléfonos móviles.