Jordi Sànchez ha entrado hoy en campaña. La JEC autorizó ayer que el cabeza de lista de Junts per Catalunya a las elecciones del 28-A hiciera dos ruedas de prensa, una con la Agència Catalana de Notícies (ACN) y otra con la agencia EFE, desde la prisión de Soto del Real. Después de 549 días encarcelado, el expresidente de la ANC puede dirigirse directamente a los ciudadanos para que escuchen su programa electoral.

jordi sànchez rdp soto del real)

EFE

Durante la rueda de prensa, a muchos espectadores les ha llamado la atención la puesta en escena que Instituciones Penitenciarias (que depende del Ministerio de Justicia) ha preparado para hacer salir a Sànchez en la televisión: una bandera española enorme y un retrato de Felipe VI justo detrás del candidato encarcelado, para dejar claro a quién manda. Enseguida, la red se ha llenado de comentarios de indignación por el papelón de las autoridades españolas, que han ambientado la sala como si fuera la escena de un secuestro. Entre los más críticos, el president Torra o el vicepresidente del Parlament, Josep Costa, que no ha dudado en comparar España con Turquía, dos países que tienen presos políticos:

España ha encontrado el antídoto para frenar al independentismo: que los catalanes vean a los presos políticos al lado de la bandera y del rey. Aunque por las reacciones, no parece que el remedio sea demasiado eficaz.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat