Xabier Lapitz está de enhorabuena. El presentador del programa En Jake de ETB, la televisión vasca, celebra que este martes han registrado el segundo mejor dato de audiencia de su historia: un 17,8% de cuota de pantalla, que se traduce en un total de 134.000 espectadores. Buenos números para un espacio matinal de actualidad política que ya ha cumplido cinco años y que en mayo superó las 1.000 emisiones. Pero la alegría inicial ha dejado paso a una advertencia del presentador, cuando ha observado que sus cifras de share se habían convertido, en las redes sociales, en un arma arrojadiza contra TV3 y Planta baixa de Ricard Ustrell.

Decenas de comentarios de espectadores catalanes descontentos que cargan contra la televisión pública y el presentador de Sabadell, que comparte franja horaria con En Jake aunque no compite porque Planta baixa no se emite en Euskadi y viceversa. El perfil de Twitter de Lapitz se llena de críticas a Ustrell por las cifras de audiencia y el contenido de su programa, hasta que el guipuzcoano se harta y responde: "No utilicéis un dato de En Jake para ir contra TV3 y Planta baixa".

"El mando es libre", sentencia. Si alguien no quiere ver según qué, siempre puede cambiar de canal.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat