Rosalía es un fenómeno mundial. Puede sonar en una emisora australiana o en el hilo musical de un ascensor en el Canadá. Se ha metido en el cerebro y la retina de todo el planeta y consciente como es de la repercusión de sus actos ha decidido solidarizarse con los que sufren coronavirus. De viaje por los EE.UU. ha hecho vídeos en California y paseando por la típica avenida con palmeras ha simulado ponerse una mascarilla anti-virus. Máscara estilo Rosalía, mucho mona de la Hello Kitty. Vídeo:

Instastories

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Rusiiii in the sky with diamonds

En tabla|puesto shared by ROSALÍA (@rosalia.vt) donde|dónde

La mejor artista catalana del momento está en West Hollywood como una influencer de alcance mundial. No caben las críticas de frivolidad. Enseña que ante la amenaza del virus lo mejor es protegerse. Que la máscara sea de mentira, un filtro, y bonita es lo que menos cuenta. Sus canciones son el virus. Son contagiosas.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat