Los días pasan y Pilar Rahola no puede superar su perplejidad por lo que está pasando al Parlament de Catalunya. La mayoría independentista que surgió de las urnas el 14-F, la mayor de la historia al superar el 50% de los escaños y votos, no se pone de acuerdo y hace tambalearse todo. En estas circunstancias, la primera sesión de investidura del candidato de Esquerra Republicana de Catalunya, Pere Aragonès, no sólo no ha calmado sus temores: también los ha multiplicado. La escritora dedica su 'Palabra de Rahola' al discurso del aspirante, que considera pleno de "voluntad autonomista o de un presidente de las épocas del tripartito"

Pere Aragonès debate investidura Efe

Pere Aragonès debate investidura / EFE

"No ha habido ninguna hoja de ruta, no hay timings para creer que hay una estrategia y forzar al estado a respetar el derecho de autodeterminación", dice Rahola, que ve mucha retórica vacía sobre la amnistía y la autodeterminación, la mesa de diálogo ("una tomadura de pelo"), así como el "menosprecio del exilio". Lo tiene claro: "tengo la convicción de que ERC se equivoca en las maneras y en el fondo. No pacta con Junts, que tiene 32 diputados para consolidar la estabilidad. ¿A qué se agarra el independentismo? ¿Al buenismo insufrible con el estado español"?.

Pilar hace un llamamiento a gobernar juntos, pero "si lo que se quiere se malgastar los resultados electorales y gobernar con mentalidad de autonomía, vayámonos a casa". Queda tiempo, pero también un estado de "decepción, desencanto y una pequeña sensación de estafa"

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat