Los ejercicios veraniegos del diario 'El Mundo' causan estupor y vergüenza. Con una mano lapidan a Pepa Flores, figura imprescindible del cine y la canción española, vilipendiándola como peligrosa comunista, mientras que dos páginas más allá tratan con guante de seda a un personaje abominable del fascismo español. A Marisol le dedican palabras tan afectuosas como "ni guapas, ni simpática, ni buenecita". En redes añaden "prosoviética". En el caso del militar tuerto franquista y fundador de la Legión José Millán Astray, la tesis es otra: "ni monstruo sanguinario ni enemigo de la inteligencia", en alusión a la famosa frase que le espetó a Miguel de Unamuno en el paraninfo de la Universidad de Salamanca. Un espectáculo, vaya.

marisol

Pepa Flores, Marisol

Que la derecha extrema y la extrema derecha odian a Marisol por sus ideas políticas no es nuevo, cierto. Ya sufrió ataques cuando rechazó ir a los Premios Goya a recoger un galardón honorífico. Sorprende (o no tanto) que sea un diario "moderado" el altavoz de la cruzada contra un mito de la España durante la dictadura: "Comunista prosoviética, de fiesta con Herri Batasuna, antipática santa pequeño-burguesa"... El autor se despacha a gusto, también hurgando en la vida sexual e intentos de suicidio de la artista. El texto ha enfurecido a la red, que se solidariza con Pepa.

Pepa Flores manifestación 1998, GTRES

Pepa Flores manifestación 1998, GTRES

franco millan astray

Franco y Millán Astray

Mientras la bilis se derrama por el ejemplar del diario, la enjabonada del director de opinión Jorge Bustos a Millán Astray acaba por pringarlo todo. Un bendito, un outsider, un angelito de la caridad. La frase final lo dice todo: "el tuerto acabo siendo un visionario". Dramático.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat