Los famosos de la tele no son los únicos que se operan la cara, para lucir una mejor imagen delante de las cámaras. Sus parejas también lo hacen. Prueba de ello, lo que Olga Moreno, mujer de Antonio David Flores, se ha hecho en la cara. La de Sevilla, dispuesta a dar un nuevo aire a su rostro, ha pasado por el quirófano y se ha inyectado bótox y ácido hialurónico. Una intervención de la que hay un vídeo, nosotros hemos capturado varios frames, y es, cuanto menos, impactante. No apto para sensibles. Olga Moreno antes de operarse:

Olga Moreno, Clínica Bruselas

Olga Moreno, Clínica Bruselas

"Me encanta, maravilloso". Estas son las primeras palabras de la mujer de Antonio David Flores después de ver su nuevo rostro, tras su último y extenso retoque estético. Mejillas, ojeras, frente, entrecejo, zona de la mandíbula, pómulos y labios. Estas son todas las partes, es decir toda la cara, en las que Moreno se ha puesto bótox y ácido hialurónico para verse mejor que nunca, camino a sus 46 años. Fotos de su intervención:

Olga Moreno, Clínica Bruselas

Olga Moreno, Clínica Bruselas

Olga Moreno, Clínica Bruselas

Olga Moreno, Clínica Bruselas

Olga Moreno, Clínica Bruselas

Olga Moreno, Clínica Bruselas

Y así ha terminado la mujer del tertuliano de Telecinco:

Olga Moreno, Clínica Bruselas

Olga Moreno, Clínica Bruselas

Olga Moreno, Clínica Bruselas

Olga Moreno, Clínica Bruselas

Un llamativo antes y después que se suma al que su marido, Antonio David, se hizo no hace mucho tiempo. El colaborador de Sálvame, preocupado por las arrugas en la zona de la frente, pasó por el quirófano y se inyectó bótox para perder las líneas de expresión y terminar con una cara completamente lisa. Un llamativo cambio del que sus compañeros se dieron cuenta en pleno directo, viendo que Flores apenas podía gesticular. La gran pregunta es, ¿les habrán hecho un dos por uno?

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat