El efecto boomerang es temible. Íñigo Errejón puede dar clases magistrales sobre el tema. ¿Recuerdan aquello que dijo, un par de días antes de las elecciones del 26-M, en torno a la suspensión de los diputados presos?: "Me pilla lejos", respondía el de Más Madrid. Unas palabras que hicieron daño en Catalunya, y que a buen seguro que ahora resuenan con mala leche en su cerebro. Primero, porque perdió las elecciones, "la cosa superimportante" que le mantenía lejos de la regresión democrática que se estaba produciendo en el Congreso. Y segundo, porque el pacto entre PP-Cs-VOX en la Asamblea de Madrid le ha dejado sin representación en la Mesa. "Estafa antidemocrática, iremos al Constitucional," llora Errejón.

Iñigo Errejon mueca Asamblea EFE

EFE

"Ciudadanos le ha dado a la ultraderecha la representación que no le ha dado el pueblo de Madrid en las urnas. Abascal toma las decisiones por Rivera." El ex de Podemos rabioso porque el trifachito le ha pasado la mano por la cara. Y una frase todavía más concluyente para lo que ha pasado en la red: "Han cometido un error que les acompañará.". A todos nos acompañan los errores, Íñigo, pero siempre puede haber redención. Lo que es más complicado de enmendar es aquello que no ha sido un error, sino un acto de cinismo y soberbia colosal. ¿Quieres comprensión? Pues no la encontrarás, al menos no en Catalunya,  ni en todos aquellos lugares donde la libertad y la democracia todavía tiene algún valor.

El boomerang le ha hecho un siete que costara cicatrizar. Y mira que él pensaba que el artefacto "le pillaba lejos". Pues ha hecho diana. A ver quién te cose las heridas. Por aquí no busques.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat