Lucía Rivera y Marc Márquez, una de las parejas que más admiración despertaba dentro del mundo de las celebrities, hace unas semanas que ya es historia. Marzo empezó con la noticia de que la modelo asturiana y el piloto de Cervera habían roto. Después de un año y medio de relación, cada uno decidió tirar por su parte poniendo el punto y final.

lucia y marco

Efe

Días después del adiós, algunas voces tienen muchas ganas de encontrarles otra pareja tanto a él como a ella. Y fruto de estos rumores, la hija de Blanca Romero ha estallado. No quiere que de ahora en adelante, su vida venga marcada en todo momento por lo que hace o deja de hacer el campeón mundial de MotoGP. Rivera estaba teniendo un encuentro con sus seguidores de Instagram. Pero un gran número de comentarios iban en la misma línea: especulaciones sobre el piloto catalán y dudas acerca de sí ya ha rehecho su vida sentimental con otra chica.

marco marquez lucia rivera

@luciariveraromero

Y la modelo se ha hartado de ver el nombre de Marc Márquez una y otra vez en su red social: "Me da bastante igual, pero supongo y espero que no sea verdad. Ya puede hacer lo que le dé la gana". Asegura que no está siendo una post separación agradable, y que hay días que están siendo muy complicados. Para ella y para su familia: "No sé cómo decirlo para que no parezca que estoy montando un drama. Hay comentarios que me duele que me digan. Ver el nombre ya treinta veces en mi directo fastidia no solo a mí. La gente no se da cuenta de que no estoy solamente yo en la vida, que también tengo una familia. Tengo una madre, tengo unos abuelos y amigas. Tengo gente que me quiere y que le duele mucho ver ciertos comentarios y estupideces que tenemos que leer".

marco marquez lucia rivera instagram

Lucía Rivera no quiere saber nada de Márquez y de lo que haga a partir de ahora. La modelo sólo piensa en una cosa: "Estoy en mi derecho de rehacer mi vida y que me dejen en paz. Cuando yo siempre estoy aguantando el tiro y contesto porque me duele. Llega un momento que duelen las cosas. Que no se os olvide que no dejo de ser una chica de 21 años. Basta ya".

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat