Laura Rosel es la gran apuesta de la radio pública catalana desde que sustituyó a Mònica Terribas al frente de El matí de Catalunya Ràdio. Duelo radiofónico matinal con Jordi Basté, a ambos lados de la Diagonal de Barcelona. Pero hubo un tiempo donde la periodista catalana se quedaba en la parte de abajo, junto a la plaza de Francesc Macià.

rosel cat radio

Laura Rosel / @laurarosel

Porque Laura Rosel, como es sabido, estuvo muchos años trabajando en RAC1 antes de hacer el salto primero a 8TV, después a TV3 y ahora en la radio de la competencia. En la emisora privada dejó muy buenos amigos y compañeros y dejó huella de su profesionalidad. Pero también alguna cosa más... Una leyenda urbana que ahora se ha encargado de desmentir categóricamente desde Catalunya Ràdio.

rosel rac1

Laura Rosel en RAC1 / @laurarosel

Sometida a las preguntas de su compañera de cadena, Elisenda Carod, pero no para L'apocalipsi, sino para el Està passant de TV3, esta le lanza: "En una radio muy conocida, ¿trabajabas 8 horas sin ir al lavabo por vergüenza a preguntar dónde estaban los servicios"?.

rosel diarios

Laura Rosel / @laurarosel

Rosel ríe y coge un pañuelo que tiene a mano. Pañolada. Ella misma se explica: cuando entró a trabajar en RAC1, "como soy muy tímida me cuesta mucho hacerme con la gente y hablar porque me da mucha vergüenza". Pero de ahí a no levantarse de la silla para hacer sus necesidades, hay un trozo.

rosel y carod

Elisenda Carod y Laura Rosel / TV3

"Alguien cogió esta información y la manipuló y se ha convertido en un running gag que me acusan de haber estado horas y horas sin ir al lavabo por vergüenza a pedirlo". Carod, astuta, le vuelve a preguntar. Y Rosel responde: "Puede ser que no lo recuerde". Quien calla, otorga, que dicen. Carod ríe socarrona: "Eso es un sí como una catedral".

Carod también le propone si algún titular que se ha escrito sobre ella es real o es un fake. Rosel alucina con un titular de Libertad digital que la tilda de golpista:

Así que ya lo saben: ni golpista, ni aguantándose las ganas de orinar. Tímida, sí. pero no hasta este punto. Así que ya lo saben: cuando Rosel vaya a RAC1 a visitar viejos amigos, lo primero que tiene que hacer, para acabar de una vez por todas con los rumores, es pregonar que se va al baño.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat