Karmele Marchante es de aquellas persona que no se esconde y no tiene ningún temor al decir qué piensa en cualquier momento. Desde su salida de Sálvame (Telecinco), la reconocida periodista del corazón llama más la atención sus opiniones políticas que por el mundo rosa.

Como se puede ver en las redes social, hace bandera de su independentismo hasta el punto de llevarlo al extremo. Unas polémicas declaraciones de la periodista a OKDIARIO en el acto favorable al referéndum que se celebró este domingo en Madrid, ha despertado la indignación de buena parte de los medios españoles.

"Yo quiero quemar el Tribunal Constitucional y la Conferencia Episcopal", declaraba Karmele, que añadía que ella se regiría por el Tribunal de Catalunya y que, sin duda, iría a votar el 1 de octubre. Unas declaraciones, que a buen seguro traerán cola. Los últimos meses, sin embargo, ya se había podido ver la faceta más crítica de Marchante con el gobierno español.

Su perfil de Twitter es toda una declaración de intenciones, donde se define como "independentista, feminista y masona". Además, Karmele muestra sin tapujos su simpatía hacia Podemos.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat