Las parejas que trabajan juntas acaban hartos el uno del otro. Eso es lo que les ha pasado a los reyes de España. El viaje oficial de 4 días a Cuba ha acabado y Felipe y Letizia no se han separado las 24 horas de cada uno de los días. Viaje transoceánico, visitar la Habana de punta a punta y por si fuera poco, viaje a Washington de vuelta para una visita privada de Felipe a la Universidad de Georgetown, donde estudió. Les ha pasado como a tantos matrimonios poco acostumbrados a convivir tanto tiempo seguido: que han acabado hastiados. De puertas afuera los reyes van cogidos de la mano, pero cuando nadie les mira van 3 pasos separados:

1) Cuando las cámaras enfocan a Felipe y Letizia:

reyes cogidos de la mi GTRES

GTRES

2) Cuando las cámaras no enfocan a Felipe y Letizia:

reyes separados Cuba FB

Facebook

Los reyes fueron fotografiados saliendo del paladar donde comieron, un restaurante en un domicilio privado. De entre todas las fotos que tomaron los dueños del local existe una tomada a traición, desde el balcón, cuando los reyes se iban. Felipe va unos pasos por delante de Letizia. La reina va con la cabeza gacha y los guardaespaldas sudando lejos de la escena y corriendo a la desesperada porque los reyes caminan solos. El lenguaje corporal les delata. Ni cogidos de la mano, ni del brazo, ni se miran. Lo contrario que una pareja normal saliendo de una buena comida en el Caribe.

círculo reyes en Cuba FB

felip 1

Facebook

Lo que había pasado minutos antes sólo lo saben ellos, pero de la foto del interior del local se desprende que Felipe estaba contento, eufórico, achispado. Un matrimonio como tantos otros. De vacaciones 4 días en Cuba con todos los gastos pagados y acaban discutidos. Las mejores fotos son las que salen borrosas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat