La agenda de los próximos representantes españoles en Eurovisión es totalmente frenética. Si el sábado empezaba con una excursión a Sintra, a pocos kilómetros de Lisboa, el domingo han podido ensayar en el Altice Arena, sede del festival, por segunda vez.

Amaia i Alfred en Sintra TVE

Han sido 40 minutos de ensayo intensos para mejorar, paso a paso, la interpretación de su tema encima del escenario. Una puesta en escena sencilla, con una impecable actitud y complicidad entre los dos jóvenes. Quedan todavía muchos matices por pulir, sobre todo los de iluminación o realización donde se remarque todavía más las diferentes partes de Tu Canción.

A pesar de que Alfred y Amaia están satisfechos por el trabajo hecho hasta ahora, la delegación española pide a la realización del festival, más encuadre de cámaras y una iluminación más efectista, donde se muestren todavía más los sentimientos de los dos jóvenes. Lo que sí es cierto es que en ninguno de los ensayos ha habido beso de enamorados, pero sí que poco a poco, van teniendo menos miedo a las cámaras para mostrar sus dosis de afecto en una canción tan tierno como el que interpretan.

El vestuario utilizado hoy ha sido completamente diferente del del primer ensayo. Amaia lucía un vestido oscuro, mientras que Alfred lo hacía con uniforme de color azul. Colores con los que se ha mejorado teniendo en cuenta que la puesta en escena es relativamente oscura en iluminación. Lo que no sabemos todavía a ciencia cierta es si estos serán los colores que vestirán para la gran final.

Posteriormente al ensayo han desfilado por el Pabellón de Portugal, sede del centro de prensa, donde han respondido todas las preguntas y dudas de los periodistas acreditados. A Alfred y a Amaia se les ve tranquilos, satisfechos y muy orgullosos de estar en Eurovisión. El catalán afirmaba que con el ensayo de hoy se había emocionado a flor de piel y que se muere de ganas que llegue ya el sábado para poder hacer su actuación en la gran final.

Por otra parte, la navarra ha ofrecido una demostración de copla interpretando el tema No te puedo encontrar de Sílvia Pérez-Cruz.

Durante la misma rueda de prensa se ha anunciado, por medio de un sorteo con papeletas, que ellos actuarán en la primera parte de la parrilla de la final.

Ahora bien, el pistoletazo de salida oficial del de Eurovisión 2018 ha llegado esta misma tarde con la celebración de la ya tradicional Blue Carpet, que en este caso se ha celebrado en el Museo de Arte, Arquitectura y Tecnología (MAAT) de la capital portuguesa.

Allí las 43 delegaciones participantes han desfilado en medio de una multitud de fans y seguidores portugueses regalando sonrisas de agradecimiento y mucho afecto entre el público.

forma de cor alfred amaia tve
Eurovisión Alfred y Amaia no acaban de enamorar a Europa Josep Maria Sebastià (enviado especial a Lisboa)