Derrota monumental del Barça en Europa. Uno de los partidos que pasarán a la historia negra del club por derecho propio. Después de la final de los penaltis de Sevilla, después del 4 a 0 del Milan en la final de Atenas, la humillante eliminación de este martes en Anfield es de las que dejará secuelas imprevisibles. La imagen patética, la indigna actitud de algunos jugadores, ningún puñetazo encima de la mesa, ningún grito encima del césped o desde el banquillo, brazos caídos, Leo Messi más solo que la una -que quien sabe si más pronto que tarde lo mandará todo a hacer gárgaras- y el gol, ese gol... el cuarto del Liverpool de un córner ignominioso y ridículo que queda grabado para siempre en la memoria.

Messi Liverpool Barça EFE

Efe

Antes del partido, los más tribuneros quizás estaban sufriendo por el "y si...", pero el resultado de la ida hacía pensar que el Barça estaría el 1 de junio en la final del Wanda. En el Està passant de TV3 calentaban motores con su cachondeo habitual, y empezaban programa, tres cuartos de hora antes de que empezara el partido, hablando de un curioso amuleto que serviría a los culés para creer en el pase a la final: un pañuelo de Leo Messi:

Pero ni los mocos del mejor jugador de la historia fueron suficiente. Toni Soler y Jair Domínguez, sabedores que el Barça es capaz de lo mejor, pero a menudo, también de lo peor, se ponían la venda antes que la herida y especulaban con la posibilidad de que el Barça quedara eliminado en campo del Liverpool. Para hacerlo, se planteaban como reaccionaría un buen amigo del programa, el líder de Ciudadanos Albert Rivera, que no hace mucho dijo que era del Barça, pero que también se alegraba de los éxitos del Real Madrid cuando iba por Europa. Como aquel doble juego que se traía con Vox en la campaña, pero con el fútbol.

toni soler rivera

TV3

"¿Lo hizo por españolidad?", se pregunta Toni Soler con sorna. "No, lo dijo porque a Rivera le gusta celebrar las cosas". ¿Y qué pasaría si al Liverpool se le ocurría eliminar al Barça? Este era el vaticinio que hacía el director del programa sobre el político y una posible celebración:

Veremos qué le explica Rivera a Susanna Griso en Espejo público y si hizo balconing o no. Los que sí se lanzaron a una piscina sin agua fueron los jugadores y técnicos del Barça. Y el porrazo es de los que costarán de cicatrizar.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat