Después de 855 millones de euros malversados y 9 años de investigación, la justicia española ha condenado a diecinueve ex altos cargos de la Junta de Andalucía por el caso de los ERE. Entre ellos, dos expresidentes andaluces: José Antonio Griñán, sentenciado a seis años de prisión, y Manuel Chaves, inhabilitado los próximos nueve años. Una circunstancia que el unionismo más encendido compara, irónicamente, con el encarcelamiento de los líderes independentistas catalanes. "Libertad Presos Políticos Andaluces", pide entre burlas la red ultra. Y Albert Rivera y Carlos Herrera se añaden a la mofa.

rivera herrera cope

@HerreraenCOPE

Caso ERE Europa Press

Europa Press

El presentador de la COPE retrata su mezquindad en las redes sociales, reivindicando con sarcasmo (lazos incluidos) la liberación de los dirigentes andaluces encarcelados por un desvío de fondo públicos multimillonario. "Es justo", se cachondea. Como si malversar el dinero de todos y organizar un referéndum fuera lo mismo. Rivera responde con emoticonos que lloran de la risa mientras piensa en los indepes catalanes entre rejas. Una burla ruin, indigna de alguien con sus aspiraciones. Quería gobernar España y ha acabado desterrado de la vida política española. Él sabrá si bajezas de este tipo tienen nada que ver con ello.

El expresidente dimitido de Ciudadanos está en el paro y tiene mucho tiempo libre. No pasa el rato buscando trabajo, como cualquier persona cuando se queda en la calle. Él prefiere perder el tiempo olvidando su desgracia personal riéndose de los que tienen una situación más difícil que la suya.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat