José Antonio Zarzalejos pasa para ser uno de los columnistas más pelotas de la monarquía. Exdirector del diario ABC, el boletín oficial de Zarzuela, hace tiempo ya insultó a los barceloneses. Y ahora, ha seguido en su defensa vasallesca del rey Felipe, sobre quien ha escrito un libro.

zarzalejos rey felip GTRES

José Antonio Zarzalejos y Felipe (GTRES)

Acaba de escribir Felipe VI: un rey en la adversidad, donde pone el acento de todo lo que ha pasado en la monarquía los últimos años en el rey fugado y exime de responsabilidades al actual monarca:"El rey emérito traicionó a su hijo Felipe VI. Lo natural es que el padre, en una institución biológica que se niega, deje a su hijo y sucesor la Corona en las mejores condiciones, y realmente se las dejó en las peores condiciones de reputación y de operatividad institucional. Y eso lo hizo además, traicionando la buena fe de su hijo, porque su hijo le trató con extraordinaria generosidad a partir de su abdicación",  dice en el portal Nius.

zarzlaejos rey efe

Efe

Zarzalejos insiste en hacer pasar a Felipe como un santo varón, como un angelito que no ha roto nunca un plato y como un pobre demócrata que no sabía nada de los escándalos financieros de papi. Incluso, lo pone a él, a Letizia y a Leonor como unos mártires que han tenido que aguantar incluso que les hagan bullying por haber osado criticar que la niña se vaya a un exclusivo internado de Gales a estudiar: "No entiendo esas críticas si no es con un espíritu de auténtico bullying al rey, a la reina, a la propia princesa de Asturias y a la monarquía en su conjunto. Esto no es un gasto, esto es una inversión en formación y además sale de los bolsillos de sus padres". Y lo dice sin que se le escape la risa. Hay que ser miserable para utilizar esta palabra con gente como los Borbones que siempre han hecho lo que les ha salido del toisón.

elionor felip leticia sofia gtres

Leonor, Felipe, Letizia y Sofía (GTRES)

¿Y el procés? Le preguntan por el abyecto discurso del rey el 3 de octubre. Y dice que todavía se quedó corto:  "Fue un acierto porque la medida de todas las cosas no la da el independentismo de Cataluña. La medida de todas las cosas lo dan la masa crítica social de España. Felipe VI habla catalán, lo lee, lo domina. E impone que sus hijas también lo aprendan. Y la reina. El independentismo es inasequible al desaliento y sabe que su enemigo no es tanto Felipe VI en cuanto rey de España. En la medida en que por razones constitucionales representa la unidad y la permanencia en el Estado, le pasaría igualmente a un presidente de la República". Seguro que Felipe ya tiene un ejemplar del libro, dedicado, en la mesilla de noche.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat