La época dorada de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin tiene en el palacete de Pedralbes su punto más emblemático. Allí residía el matrimonio más ejemplar de la Casa Real con sus hijos.

Con el tiempo, sin embargo, cada vez más periodistas y paparazzis empezaron a reunirse en las puertas de la casa, pero ya no por nada ejemplar, sino por el caso Nóos.

El matrimonio huyó primero a Washington y luego a Ginebra -dónde ahora residen-, pero en el palacete de la calle de Elisenda de Pinós, ahora con otro propietario, siguen presentándose periodistas... y otros curiosos.

Google Maps

En esta ocasión, Vanitatis ha captado las imágenes de la madre de la reina Letizia, Paloma Rocasolano.

No es extraño verla por Barcelona, puesto que es donde reside su otra hija Telma, y su nieta Amanda, pero sí es novedad encontrarla ante la antigua casa de los Urdangarin.

¿Buscaba Rocasolano algo en concreto? ¿Era una simple curiosidad? El citado medio explica que el camino que tenía que seguir para recoger a su nieta en la escuela, no la llevaba por esta calle. Así, pasó "premeditadamente" por la casa de los Urdangarin.

Curiosidades de la suegra de Felipe VI a un lado, lo cierto es que la infanta Cristina y su marido han querido dejar atrás su vida en Barcelona, y ahora la hermana del Rey se siente más "aliviada" tras haber evitado la prisión.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat