El rey Juan Carlos está de aniversario: hace 1 año que abandonó la vida oficial. Una de las operaciones de engaño masivo más vergonzantes que se recuerdan. Decía "Es mi voluntad y deseo dejar de desarrollar actividades institucionales" pero era porque Felipe supo que el emérito tenía millones sin declarar a Hacienda escondidos en paraísos fiscales. España lo supo un año después, en pleno coronavirus. Pilar Eyre destapa la porquería real desde su blog en Lecturas.

joan carles río rosa diez GTRES

GTRES

Sostiene Eyre: "Felipe vivía coo el temor de que el día menos pensado Corinna y las investigaciones periodísticas en el extranjero sacarán a la luz estas irregularidades, y saliendo del notario se enfrentó a su padre y le dijo: "No nos podemos fiar de tu amante ni de los fiscales suizos ni de los periodistas... Si quieres salvar la institución, esta es la única salida que te queda. Escribe esta carta en la que decides retirarte de las actividades públicas (...) ¡Cuentan que los gritos entre padre e hijo se oían desde el jardín!". España ya conoce la obsesión de su exjefe del Estado: sexo y dinero.  En sexo, otro príncipe europeo es clavado a él, físicamente y de bragueta: Joaquín de Bélgica.

joaquim belgica GTRES

Simoneta Gomez sobrina Joan Carles GTRES.

joaquim de belgica GTRES

GTRES

El sobrino de 28 años del rey de Bélgica está de actualidad por haberse saltado el confinamiento, viajado de Bruselas a Córdoba en plena pandemia a celebrar un fiestón con decenas de invitados con su novia española e infectarse de coronavirus. Con esta manía por el sexo y saltarse las normas todo el mundo mira a los genes de Joaquín. Twitter cree que es hijo secreto de Juan Carlos (otro):

Pilar Eyre hace emoticono de pensárselo. Tiene una evidente semejanza física y tira a España. Twitter ha enloquecido con la semblanza brutal:

 

España lleva 40 años engañada con Juan Carlos, con el dinero amasado irregularmente y suponiendo tenía un único hijo varón. Nadie pone ya la mano al fuego que Felipe sea el único hijo. Si la Corona ha engañado con el dinero, por qué no con un asunto mucho menos grave como la incontinencia sexual.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat