Empieza la Semana Fantástica en la Corte española. Este jueves la Constitución cumple 40 años y el rey Felipe concede el último capricho a su padre: darle protagonismo a su lado. Desde junio que padre e hijo no compartían un acto oficial. En medio han estallado las cintas de Corinna filtradas por Villarejo. Juan Carlos vuelve a las portadas a pesar de la sombra de la corrupción y empieza el lunes con un acto menor. Anunciado como "Audiencia al Consejo Asesor de las Cortes Generales para la conmemoración del 40º aniversario de la Constitución ". Un motivo para reunir a toda la porcelana antigua que acumula la política española: Alfonso Guerra, José Pedro Pérez-Llorca, Miguel Herrero de Miñón, Marcelino Oreja... Todos juntos en el Palacio del Pardo, residencia oficial de Franco.

joan carles alfonso guerra felip efe

EFE

Como en un encuentro de antiguos alumnos: más calvos, gordos o impedidos. El caso de Juan Carlos, con 80 años, es el de un hombre que ha perdido movilidad. Ayudado de un bastón, el descenso de 3 peldaños hasta el patio donde se hacía la fotografía ha requerido que se instalara una rampa. Ni Casa Real ni la agencia oficial EFE han servido las imágenes del rey emérito con problemas de movilidad. Ha sido una agencia no oficial la que se ha dado cuenta de la incapacidad del rey y sirve la imagen donde se vaticina que los actos oficiales de la Constitución pillan a Juan Carlos en baja forma.

joan carles rampa GTRES

GTRES

Finalmente el acto del jueves en el Congreso tendrá la presencia de Leonor. La heredera al trono había sido excluida de los actos oficiales pero alguien ha hecho entender a Letizia que si hacen leer a la niña el artículo 1 de la Constitución convendría que la niña estuviera presente el Día de la Constitución. Una lógica a la que ni la reina se ha podido resistir. Juan Carlos no subirá al palco presidencial y se mantendrá en la zona baja del Congreso de los diputados, para evitar que se tengan que poner rampas en el hemiciclo. El rey emérito está sufriendo una tercera edad sin plenitud. Una foto de padre e hijo que demuestra que los años no pasan vano:

felip joan carles barba gtres

GTRES

reyes joan carles y felip efe

EFE

Una foto que hacía medio año que no se veía. Felipe se traga el sapo de aparecer con su padre, a quien Zarzuela quiere lejos. Todo el verano los reyes lo han pasado separados por un mar (de sospechas). Uno en Mallorca y el otro en Madrid. En Zarzuela viven en Palacios separados pero por Navidad toca reunirse. Juan Carlos es un estorbo para la Corona, y ahora también para los carpinteros de Palacio, que tienen que montar pasarelas para evitar que el emérito caiga. Ya conoce el dicho: quien tiene mala suerte, tropieza.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat