Para entender mejor el mayor escándalo de la historia de la Casa Real, el rey Felipe expulsando de la Familia Real al anterior rey por posible corrupción, hay que ir a los expertos. La cronista catalana que más sabe lo que se mueve dentro de Zarzuela es Mariàngel Alcázar de La Vanguardia. La periodista conoce las claves del comunicado. Y ofrece exclusivas no sabidas. La más esencial es cuando insinúa cuáles son las "autoridades competentes" a quienes Felipe denunció los millones offshore en paraísos fiscales del rey emérito. No fue a la Fiscalía Anticorrupción sino al gobierno Sánchez.

Pedro Sánchez consultas investidura Rey - Efe

EFE

Escribe Alcázar: "Felipe lo transmitió a las autoridades competentes (colectivo que engloba al Gobierno)". Zarzuela quiere que se sepa que quien recibió la información de Felipe que su padre tiene millones sin declarar en el extranjero es el Gobierno de Pedro Sánchez y su ministra de Justicia entonces, Dolores Delgado, notaria mayor del reino y actual Fiscal General del Estado. De ella depende que Anticorrupción avance la investigación. La periodista catalana explica la parte familiar del caso Juan Carlos que está judicializado en Suiza y España: todo se precipitó cuando Corinna filtró a la prensa inglesa el sábado pasado que Felipe es beneficiario de los millones opacos: "La Corona no acepta chantajes".

Juan Carlos Corinna GTRES

GTRES

La clave es un nombre que no sale en el comunicado de Felipe (para no herir a su madre la reina Sofía) pero que sí cita La Vanguardia: Corinna. El bufete que aparece citado en el comunicado, Abogados Kobre&Kim (U.K.), es un despacho poderosísimo de juristas contratados por Corinna Larsen. Ella es quien, a través de una carta de sus abogados, hace saber a Felipe que es beneficiario de los millones opacos de Juan Carlos. Según Alcázar "con la clara intención de someterle a un penúltimo chantaje (...) Corinna Larsen está dispuesta a todo con tal de librarse de la cárcel y liderar una guerra sin cuartel contra contra la Corona".

corinna gtres

GTRES

Lo primero que hizo Felipe cuando recibe la carta de Corinna en 2019 es echar a Juan Carlos de la agenda oficial de la Corona. La carta es de marzo de 2019 y el emérito anuncia que se retira en mayo de 2019. Juan Carlos emite un comunicado que ahora es más hiriente. Juan Carlos: "Tomo esta decisión desde el gran cariño y orgullo de padre que por ti siento, con mi lealtad siempre". Lo que no dice La Vanguardia es que si durante la operación a corazón abierto de Juan Carlos el verano de 2019 hubiera muerto, Leonor sería heredera de todos los millones del abuelo porque Felipe no puede renunciar en nombre de ella.

Corinna y Joan Carles beso GTRES

GTRES

Lo mejor de la imprescindible crónica de Mariàngel Alcázar es el final, como una partida de ajedrez: " Está por ver si la guerra sucia esconde algo más que la venganza de una amante despechada o si hay una operación perfectamente diseñada para socavar la monarquía y Corinna no sea más que un peón, aunque en su día soñara con ser la reina".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat