La penúltima imagen que tenemos de Albert Rivera la vimos el sábado en La Sexta Noche. Un rictus turbio, una sonrisa mezquina cuando le pusieron las imágenes de una reportera con casco que se encontró con señoras mayores sentadas en la Plaza de Urquinaona de Barcelona para parar a los violentos y sin un mínimo de decencia les soltó: "Usted no parece violenta, pero nunca se sabe". Albert Rivera ríe. La señora, sin embargo, demuestra más dignidad que él y la periodista y le suelta: "Como vosotros, que podéis ser violentos pero de otra manera".

rivera senyoa la sexta

La Sexta

Eso el sábado. Al día siguiente, el líder naranja y sus adláteres, con Inés Arrimadas y Lorena Roldán más papistas que el Papa, fueron a hacer uno de sus habituales paripés. Plaza Sant Jaume de Barcelona. Convocatoria-mitin a favor de la unidad de España. 1.700 asistentes según la Guardia Urbana. Una arenga irada de las suyas, salpimentada con deseos de grandeza, 155 y bla, bla, bla: "Yo no quiero ser presidente para tener un helicóptero o dormir en La Moncloa. Yo quiero ser presidente del Gobierno para defenderos a todos, proteger a las familias españolas y meter en la prisión a los que intenten romper este país". Si por él fuera, haría construir una cárcel en cada esquina.

rivera san jaume 2

El ademán de Rivera, y sobre todo, el mensaje que transmite, ha recordado a Toni Soler a un perfil muy determinado de persona. El presentador del Està passant no es la primera vez, ni será la última, que analiza y atiza al presidente de Ciudadanos cuando hace una de sus habituales boutades, pero probablemente el de Badalona haya sentenciado más rotundamente que nunca al político. Después de ver su baño de multitudes, Soler ha escrito las 5 palabras más demoledoras que se recuerdan sobre quién y cómo es Rivera, y sobre todo, quién y cómo podría llegar a ser. Un comentario que ha recibido una avalancha de respuestas por parte de la red:

 

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat