Nueva noche de incidentes en el centro de Barcelona. Un día después de que la extrema derecha y los negacionistas del coronavirus convirtieran la capital catalana en un caos, los disturbios se han vuelto a repetir durante una manifestación para protestar contra los desahucios. Una cita que acabó con destrozos en la sede del Ayuntamiento de Barcelona, y en la que un reportero de TV3, Aitor Álvarez, vivió un momento delicado y peligroso mientras conectaba en directo para informar de lo que allí estaba sucediendo. Un encapuchado ha intentado arrancarle el micrófono mientras hablaba a cámara, y aunque la situación no fue más allá, el clima de tensión era más que evidente.

Este episodio de acoso es uno más de los que a menudo viven los profesionales de la información cuando conectan desde protestas y manifestaciones. Una actitud reprobable que ha vuelto a encender los ánimos de los periodistas, hartos de convertirse en la diana. El caso es que Aitor no está solo, y ha recibido el calor y la solidaridad de compañeros, compañeras y espectadores. Uno de ellos, y que no se ha mordido la lengua, ha sido el presentador del TN Vespre, Toni Cruanyes: "¡Basta de agresiones y coacciones a periodistas! ¡Dejadnos trabajar!". El clamor ha recibido la aprobación de muchos de sus seguidores, aunque hay opiniones de todo tipo.

Toni Cruanyes spot 2020 21 TV3

Toni Cruanyes en el spot de TV3 temporada 2020-2021

Aitor Álvarez reportero agresión manifestación Plaza Sant Jaume TV3

Aitor Álvarez reportero agresión manifestación Plaça Sant Jaume TV3

El oficio de reportero de calle te convierte en sospechoso permanente y en una especie de saco de boxeo para los más exaltados. Una profesión de riesgo, sin ningún tipo de dudas.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat