En abril, aguas mil. Después de meses de sequía, la primavera ha llegado con tormentas a Catalunya. Los hombres del tiempo esperaban con tantas ansias los chaparrones que, este fin de semana, el Meteocat se armó un lío e informó de una lluvia de calamares que incendió la red. Es obvio que se trataba de un error, y que lo que querían decir era que se esperaba granizo ("calamarsa" en catalán, de ahí el error) en algunos lugares del país. Lluvias en forma de piedra que también han llegado a los estudios de TV3.

Al acabar el 'Telenotícies vespre' de ayer, Tomàs Molina explicó que había llovido piedra en Sant Joan Despí. El equipo que hace el Temps en TV3 salió a la calle para grabar la granizada, con Molina al frente: "Hemos quedado un poco empapados", decía. Y es exactamente así. Sólo hay que echarle un vistazo a su cuenta de Instagram para ver los vídeos que grabó ayer bajo la tormenta. "¿Qué hacemos los hombres del tiempo cuando graniza?", pregunta Molina mientras acaba empapado. Con la camiseta totalmente mojada, al hombre del tiempo de TV3 no le queda otra que intentar secarse en el lavabo de los estudios. El vídeo-selfie de Molina secándose la cabeza con un pañuelo de papel es de aquellas imágenes que cuestan de olvidar.

 

Tomàs Molina se está convirtiendo en todo un influencer en Instagram. Ya acumula más de 50.000 seguidores que se mueren por ver todo lo que su meteorólogo preferido comparte en la red. Y la cifra no para de crecer.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat