Después de cuatro años apartada de los platós, Rocío Carrasco ha vuelto a la televisión como colaboradora de Lazos de sangre. El programa sobre sagas familiares de famosos, que presenta Boris Izaguirre en TVE, ha estrenado este miércoles por la noche su tercera temporada. Y lo ha hecho homenajeando a una de las grandes artistas españolas del siglo XX, la actriz Carmen Sevilla. Imágenes de su trayectoria en pantalla y anécdotas de toda una vida. Jaime Peñafiel, Alaska, Rosa Villacastín, Agustín Bravo y Carlos Ferrando estaban con el presentador venezolano para repasar su biografía. Apartada en una sala anexa aguardaba la hija de Rocío Jurado, que aparecía anunciada en la parte inferior de la pantalla con un recuadro mientras esperaba a poder entrar y sumarse al resto de tertulianos.

Rocio Carrasco Boris

TVE

Finalmente llegó el momento: "Permítanme que traiga a alguien muy especial, a quien Carmen Sevilla arropó en su momento más duro hace 14 años cuando murió su madre", la introducía Boris. "Qué espectacular estás, qué bella. Esta es tu incorporación y tu regreso a la televisión cuatro años después". Con un chándal rojo chillón, zapatos de tacón y una melena rubia y rizada y con los lados de la cabeza rapados, Rociíto ya estaba a punto de entrar de una vez por todas a plató: "Estoy encantada de volver a TVE, la primera televisión en la que trabajé. Esto es como una casa para mí".

El programa tenía que tratar la vida de Carmen Sevilla, pero Rocío Carrasco se ha acabado convirtiendo también en protagonista. Después de ver unas imágenes de la andaluza consolándola en el entierro de su madre, la mediática ha recordado: "Me dijo unas palabras muy tiernas, pero las imágenes son muy duras para mí. Durísimas. Se acercó y me dijo “se nos ha ido muy pronto, pero contigo estaré siempre". Con un nudo en la garganta, la voz entrecortada y alguna lagrimita, la hija de la Jurado no ha podido evitar emocionarse. "¡Empezamos bien el programa! Y sin poder tocarnos... Hace tiempo que comprendí que sí, que mi madre estará siempre conmigo (...) En ese momento no hay nada que te reconforte. A lo largo de los años hay cosas que se te quedan y cosas que no. Esa sí se me quedó. Vas pensando y lo que me dijo tenía toda la razón del mundo".

Rocio Carrasco

TVE

Charla entre Boris y Rociíto. Después se dirigieron, ahora sí, al centro del plató. Allí continuó la entrevista a la colaboradora. "Mi madre no era diva en casa. Nada, te la veías haciendo lentejas cuando llegabas. Estaban buenísimas, cocinaba muy bien. Le hubiese encantado estar en MasterChef Celebrity. Me parezco a ella en muchas cosas, no en todo. La voz no me ha tocado, por ejemplo. Sí en cómo comportarme escénicamente (...) Mi madre lo hubiera vivido con mucha pena. No puedo decirte otra palabra que lo describa mejor. Era una enorme amiga", explicaba sobre la Jurado. Aunque también habló de Carmen Sevilla (a quién se dirigía el homenaje), las redes sociales no tardaron en llenarse de comentarios de indignación, de espectadores molestos al ver que el nuevo fichaje del programa era el centro de atención e incluso tenía más minutos para hablar que el resto de compañeros.

La apuesta de TVE para este verano se estrenó con un 10,8% de audiencia en los hogares españoles y 1,6 millones de espectadores. En Catalunya, datos notablemente a la baja: 7,4% de share y 171.000 espectadores. La clave del éxito se encuentra en saber qué pasará a partir de julio, cuando los programas que ahora emiten en prime time se vayan de vacaciones. De momento Telecinco ya ha movido ficha y ha estrenado La casa fuerte, que ayer superó a TVE con un 12,3%.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat