Desde que En Blau analiza cada día las audiencias televisivas nunca un espacio había llegado al 70%. El miércoles pasó: España-Irán hizo un 68,9% en el Estado. Catalunya no fue ajena a esta locura e hizo un 55%. Un partido malo hasta decir basta, con un gol feo de rebote y un contrincante de quien no conocemos ni uno de sus jugadores. Pero el Mundial ha cambiado los hábitos televisivos y todo interesa; Uruguay-Arabia Saudí 17,7% y Portugal-Marruecos 20,2%. Telecinco arranca la audiencia del día y TV3 cae al 9,8% de Tot es mou y al 8,3% Está passant. Más grave es la caída del programa de Melero que sólo competía con España 15 minutos. Pero para caídas la de la tertulia deportiva de Telecinco después del partido. Se tiene que hacer muy mal para caer del 70% del partido al 9,5% en el postpartido.

debate fútbol t5

Telecinco

Kiko Matamoros, el conde Lequio (Italia no se ha clasificado para Rusia), Irene Junquera (ex de Pedrerol), Siro López y el exnovio de Sara Carbonero David Sánchez. Todo moderado por Joaquín Prat. Un cocktail de Ana Rosa, Sálvame, El chiringuito, Punto Pelota y un manicomio. ¿Resultado en Catalunya? un 6,1%. Nadie quiso ver el debate, y lo que es peor, nadie quiso debatir. El exseleccionador José Antonio Camacho, que trabaja a sueldo deTelecinco retransmitiendo el Mundial, se negó en directo a participar en el programa. El vídeo está claro, ni hablar!:

matamoros t5

Telecinco

El desastre de tertulia a gritos hace que gane La catedral del mar (16,6%) y Joc de Cartes en la Boqueria (18,7%) mientras Chicote también les derrotaba (9%). La audiencia que ha estudiado periodismo o adora el fútbol sacaba fuego por la pedrerolización del Mundial:

La tertulia se llamó Ahora, la Mundial. Dicho y hecho, gritos, enfrentamientos, carteles de "uiuiui, Piqué y Messi qué malos son" y Camacho diciendo aquí no pongo un pie. Otro día en la oficina de Paolo Vasile.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat