Seguir las cuentas de Instagram de Kiko Matamoros y su chica, Marta López Álamo, se ha convertido en uno de los pasatiempos fisgones del verano. La pareja sigue en el paraíso mexicano de Tulum después de los problemas de salud del colaborador calvo y forzudo de T5. Kiko sigue tan pelado como siempre, pero su forma fisica, trabajadísima en el gimnasio durante décadas, está sufriendo una bajada monumental como consecuencia de haberse pasado tres semanas de hospital en hospital. Las escasas imágenes que se pueden encontrar de Matamoros (seguramente protegiendo una futura exclusiva en las revistas del corazón) no ofrecen ningún tipo de dudas.

KIKO ANTES DE LA OPERACIÓN DE 2020

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Los Reyes me han traído más brazo. Saludos desde Tulum. 😜🇲🇽

Una publicación compartida de Kiko Matamoros - OFICIAL (@kiko_matamoros) el

Kiko Matamoros faroles Marta López Álamo @kiko matamoros

Kiko Matamoros cachas Marta López Álamo @kiko_matamoros

KIKO EN LA ACTUALIDAD

Kiko Matamoros

Kiko Matamoros en moto en México tras la operación @kiko_matamoros

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Gracias miedo tanta generosidad y cariño. ❤️🤫

Una publicación compartida de Kiko Matamoros - OFICIAL (@kiko_matamoros) el

Pasan los días y, aunque ambos disfrutan de los placeres que ofrece el Caribe, la cosa no mejora. La última fotografía, colgada por la internauta hiperactiva Marta, da miedo. Kiko ha quedado tan delgado y esquelético que incluso la mascarilla le va grande. Las manos del exrepresentante evidencian también esta pérdida espectacular de peso, que giraría en torno a los 14 kilos. Otra instantánea nos permite ver una de sus piernas, y da la impresión que le sobra pantalón. Ahora bien, de color y bronceado va bien servido.

Kiko Matamoros Mèxic demacrado Marta López Álamo @martalopezalamo

Kiko Matamoros mucho|muy delgado detalle @martalopezalamo

Kiko Matamoros México demacrado Marta López Álamo @martalopezalamo

Kiko Matamoros piernas Marta López Álamo @martalopezalamo

Kiko Matamoros piernas Marta López Álamo @martalopezalamo

El viaje a toda prisa y, presumiblemente, bastante temerario después de sus sufrimientos no han tenido un efecto positivo sobre el físico de Matamoros, que seguramente tiene que mantener cierta dieta por los problemas en el páncreas derivados de la extirpación de la vesícula. Cuando todo eso pase se pondrá las botas, con la esperanza de recuperar su conocida figura.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat