Josep Mª Mainat se pregunta si "¿Este artículo deleznable es compatible con la línea editorial de El País? Supongo que sí, porque lo han publicado y le han pagado el salario al autor de tamaña excrecencia". Se refiere a un artículo del escritor e intelectual barcelonés Félix de Azúa publicado en el citado diario y que lleva el título de La maldad. Pero incluso procedente de alguien como él, que en el 2012 aseguró que se marchaba a vivir a Madrid porque el clima independentista le asfixiaba, el tono y las frases utilizadas en este enésimo ataque al nacionalismo catalán es francamente ruín.

felix de azua

La "tamaña excrecencia" a la que se refiere Mainat, probablemente refiriéndose a "excremento" gira en torno a la enseñanza que según el autor de Idiotas y humillados o La invención de Caín, hay en Catalunya. ¿El detonante? La denuncia a una profesora de Terrassa que habría golpeado a una niña de 10 años por haber dibujado una bandera española. El departamento de Educación ha determinado que no hubo maltrato físico ni motivación ideológica, ya que rechazó símbolos y dibujos de otros alumnos al considerar que no se ajustaban a los criterios que se habían dado en clase para hacer el trabajo. Eso sí, le abrió un expediente disciplinario por falta leve a la docente, al haber hecho trizas en público el trabajo de la alumna y dejarla sola en el pasillo.

felix de azua felip

GTRES

Para De Azúa, este es sólo uno más del"diluvio de agresiones que sufren a diario los catalanes que no son nacionalistas. Insultos, acosos, amenazas, ataques. Los nacionalistas son violentos". ¿Por qué los nacionalistas no van pegando a más niños siendo tan violentos? Según él, porque "hay que sonreír hasta el empalago, hay que mostrar que los nacionalistas son gente bondadosa y que ama a los niños". Pero él, sabedor de la verdad absoluta, tiene la certeza que es sólo fachada. Que los catalanes son el fruto maligno de la unión macabra de Belcebú con Hitler: "Para los nacionalistas un niño es una masa de carne que debe adoctrinarse y solo tendrá valor cuando abrace la bandera y cante el himno nacional. El que se separa del rebaño no tiene alma, carece de valor, no pertenece al género humano, según decían los nazis de los judíos". Las conclusiones que él mismo extrae, son todavía más abyectas:  "Por lo tanto, se le puede pegar hasta que entre en el rebaño. Se le debe interrumpir cuando habla, se le debe acosar cuando se manifiesta, se le debe insultar porque no es humano, es español. Y los españoles, dice el president, son hienas".

Quim Torra Sessio de Control Sergi Alcàzar09

Sergi Alcázar

No es el único piropo que le dedica a Quim Torra, alguien de quien asegura que "el amo del rebaño querría golpear a la niña, tirarla al suelo, dejarla herida en un hospital, pero no puede hacerlo porque eso dañaría la propaganda. Así que sonríe hasta la náusea y delega en la maestra para que pegue a los niños"... La red no se ha quedado callada:

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat