Desde que Conchita Wurst sedujo a los espectadores proclamándose ganadora del festival de Eurovisión, sus pasos han sido seguidos al detalle por sus seguidores. La cantante austríaca dejó a todo el mundo boquiabierto cuando interpretó su Rise like a Phoenix: una voz espectacular y un look impactante, con barba y una larga cabellera negra.

Después de su éxito en el eurovisivo certamen, la artista ha protagonizado dos momentos de los que se habló mucho. El primero, una cuestión lamentable: un examigo la amenazó con difundir que era portadora del virus del sida y quería hacerle chantaje. Repulsivo. Ella dio un paso adelante para cortar de cuajo las intenciones de este extorsionador y lo confesó ella misma. El segundo, un tema mucho más frívolo, pero que también dio mucho que hablar: un cambio de imagen que tenía más que ver con cromatismos que con otras medidas. Un nuevo look teñida de rubio que le confería a la cantante un aspecto parecido a un personaje élfico de El señor de los anillos.

conchita wurst

@conchitawurst

Ahora Wurst ha vuelto a dejar a sus fans con los ojos como naranjas por una drástica decisión que vuelve a tener que ver con su imagen. Vuelve a ser morena, pero ya no tiene el largo pelo característico. Se acaba de rapar al cero, como demostró en una gala en su país para conmemorar una fiesta de disfraces que celebra la diversidad LGTBI.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Finally back at @grazertuntenball ❤️ #scandal ���� dress @thomaskirchgrabner

En tabla|puesto shared by conchita (@conchitawurst) donde|dónde

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

���� pico @mrmartinz dress @thomaskirchgrabner with @go_with_flo party @grazertuntenball for @europride2019 #scandal

En tabla|puesto shared by conchita (@conchitawurst) donde|dónde

Veremos cuál es el próximo cambio de look con que nos sorprende. Afortunadamente, su talento lo tiene en una voz prodigiosa.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat