El debate electoral organizado por la Academia de Televisión pasará (o no) a la historia gracias a los esfuerzos de algunos de los candidatos... y por un lapsus muy comentado. Entre los esforzados hay un claro ganador: Albert Rivera y su atrezzo, una especie de chamarileto que se saca de la manga cachorros, baldosas, pergaminos y fluidos corporales (estos, sin embargo, no salen de la manga, sino que acaban en ella). En el otro costado tenemos a Pablo Iglesias, que confundió dos términos de similar pronunciación y delicada confusión: en vez de 'manadas', el de Unidas Podemos dijo 'mamadas'. Un detalle divertido y una equivocación sin mala leche que, eso sí, ha sido rentabilizada por una estrella del cine X que ha arrasado en Twitter y está en boca de todos: Apolonia Lapiedra, una joven manchega de 27 años que sigue la estirpe de las Lapiedras y es el fenómeno actual del porno español, especialment por hacer famosas las batidoras. No añadimos nada más.

Pablo Iglesias debate Europa Press

Pablo Iglesias debate Europa Press

A Apolonia el lapsus del líder de Podemos le cayó del cielo como un regalo que tenía que aprovechar. Y no tardó ni cinco minutos en exprimir el error, reclamando su atril en el debate: "si iban a sacar este tipo de temas deberían haberme invitado", dijo la albaceteña, desatando los aplausos de su legión de fans. La ironía de la joven ha conseguido hasta 26.000 'me gusta' en 18 horas, cifras para tener en cuenta y que seguro han saciado el ansia de protagonismo de la intérprete. Su cuenta de Twitter está infestada de comentarios pasaditos de vueltas.

Apolonia Lapiedra red @apolonialapiedrax

Apolonia Lapiedra @apolonialapiedrax

No sabemos cuántos votos conseguirá Iglesias el próximo 10-N, pero viendo el éxito de Apolonia quizás la podrían incluir en el sprint final de campaña. De seguidores va bien cargadita.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat