Cada vez que Amaia Montero habla, sube el precio del pan. Y Malú se esconde. Las dos cantantes están enfrentadas desde hace un año, cuando la artista madrileña provocó la furia de la exlíder de La Oreja de Van Gogh con esta pregunta: "¿Por qué Amaia tiene que estar delgada?". La intérprete reflexionaba sobre la presión que sufren las mujeres por su físico. Pero estuvo desacertada señalando a la cantautora guipuzcoana, que después de destripar a Malú públicamente acabó con una frase lapidaria que ha quedado para la historia: "Ni protagonismo ni hostias. Me ha llamado gorda y punto". Y ahora vuelve a las andadas, aprovechando la dimisión de Albert Rivera como presidente de Ciudadanos.

amaia montero malu

TV3 | @_maluoficial_

albert rivera dimite GTRES

GTRES

Desde la disputa entre las dos divas ha llovido muchísimo. En todo este tiempo, Malú incluso ha llegado a sonar como primera dama de España. Una posibilidad que se ha esfumado a la vez que Rivera y Ciudadanos se hundían en las urnas. Con la retirada de su novio de la vida política, se desvanece el sueño de vivir en la Moncloa. Pero por más tiempo que pase en la vida de Malú, Amaia Montero ni olvida ni perdona. Y después de que el líder del partido naranja anunciara su dimisión, ella escribía esto en sus redes sociales:

amaia montero gtres

GTRES

La frase está extraída de su tema 'Palabras'. No tiene nada que decirles, insinúa. Pero vale la pena saber cómo continúa la canción: "Muero matando", dice. Malú ya tiembla.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat