Miguel Ángel Revilla acaba de recibir la dosis... La dosis de gritos y abucheos. El presidente de Cantabria ha asistido al centro de salud El Astillero para vacunarse contra la covid, pero lo que ha recibido, aparte de la vacuna del coronavirus, ha sido una buena ración de improperios y frases hirientes.

revilla2

Miguel Ángel revilla, antes de vacunarse / Europa Press

Porque al llegar y al salir ha sido recibido por una veintena de hostaleros que le han dicho de todo, pocas horas después de que el presidente autonómico anunciara nuevamente el cierre del interior de los bares en aquella comunidad. El escrache ha venido acompañado de gritos de "Fuera, fuera" o alguna otra frase más directa a la yugular, como "Nos vas en mandar a la ruina", "¿Dónde están las ayudas"?, "¡Demuestra que la hostelería es la culpable" y el más hiriente de todos, "¡Viva Ayuso"!. Y todo, aliñado con otras descalificaciones hacia el político mientras hacía declaraciones a los medios de comunicación. Palabras más gruesas que se han podido oír, como "sinvergüenza, impresentable, caradura y populista". Por mucho que Revilla trataba de calmar los ánimos y pedía unos minutos en deferencia a los medios, los hosteleros han continuado con sus acusaciones y reclamaciones: "Vais a pasar a la historia como el Gobierno que destrozó a la hostelería", "¿Dónde está la vacuna de los hosteleros?" i "Revilla dimisión".

El acto, ante la imposibilidad del presidente cántabro de poder expresarse, ha debido cancelarse, aunque el mismo Revilla lamentaba que "Quince personas no pueden estropear un acto". Pero vaya si lo han hecho...

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat