Por fin tenemos la confirmación de lo que tantas veces habíamos pensado. Sobre todo después de encontrarnos a un famoso que siempre habíamos visto en la tele, y dudar de si ha adelgazado, de repente, antes de cruzarse con nosotros.

Sí. Las cámaras engordan. Y el fotógrafo checo Dan Vojtech nos lo ha confirmado después de hacer la misma foto, a la misma persona, pero desde diferentes distancias focales. Aquí el gif que mejor lo refleja:

Dan Vojtech lo confirma con esta infografía donde aparecen los retratos, hechos desde diferentes distancias focales, situados uno al lado del otro:

¿Cómo salimos mejor cuando nos fotografiamos? Eso va a gustos, pero ahora ya podemos decir que, a más distancia focal, salimos más gordos.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat