A principios de año veía la luz uno de los rumores más extendidos de las últimas décadas, el romance del rey Juan Carlos I y la vedette Bárbara Rey. Las relaciones extramatrimoniales del monarca, sin embargo, no terminan aquí, y ahora ha sido publicada la grabación que confirma su affaire amoroso con Marta Gayá, empresaria mallorquina de ascendencia catalana.

En el 1978, mientras Juan Carlos daba luz verde a la tan actual Constitución, conocía a Marta Gayá, decoradora interiorista, siete años menor que él e hija de familia adinerada. Doce años pasaron hasta que surgió la llama, que los llevaría a iniciar una relación sentimental que se alargaría hasta el 2003. Juan Carlos se encontraba pues en la misma época con Gayá y Bárbara Rey, a la vez que de puertas afuera aparecía con la reina Sofía.

El 'affaire' Juan Carlos I-Gayá lo confirma hoy OK Diario, haciendo pública una conversación del entonces monarca con un "íntimo amigo", que grabó el CESID, el actual CNI. La grabación, afirma el medio, "ha estado desaparecida durante 26 años", ya que la dirección del espionaje español "negó reiteradamente su existencia".

JOAN CARLES SOFÍA GTRES

GTRES

"No he sido nunca tan feliz"

El Rey emérito emitió la llamada el 4 de octubre de 1990. Sin que los funcionarios del CESID hicieran nada para "salvaguardar la confidencialidad del monarca", se registró el contenido completo de la conversación, donde Juan Carlos I habla con tono muy coloquial.

"Ayer tuve un momento regular que no le he dicho a ella" es una de las afirmaciones del monarca, refiriéndose por "ella" a Gayá.  Juan Carlos hablaba de los reproches recibidos por "un amigo de la familia" por su relación con la mallorquina.

Según el diario que publica la información, este amigo habría dejado su barco al Rey emérito, y se habría quejado del uso hecho. "Le tuve que decir que se callara. Yo no me meto en su vida. Que haga el favor de no meterse en la mía", se queja Juan Carlos en la grabación.

Joan Carles acn

ACN

El Rey emérito y el "íntimo amigo" de la llamada -del que no se revela la identidad por su "derecho al honor" - acaban diciendo que tendrán que cerrar "mucho más los círculos".

A pesar de la que la relación amorosa habría acabado en el año 2003, la periodista Pilar Eyre asegura que la amistad continúa: "El Rey ha confiado en ella ciegamente, le ha consultado muchas cosas a lo largo de los años. La admira profundamente porque siempre se ha mantenido en un discreto segundo plano". Sobre la reacción de la reina Sofía, Eyre explica que que "durante años le tuvo cierta manía, pero en la época de Corinna acabó reconociendo en privado que Gayá había sido mucho más mesurada y elegante".

En cualquier caso, matiza OK Diario, la declaración de "felicidad" de Juan Carlos con la mallorquina "provocó una profunda crisis en el entorno familiar" de La Zarzuela.

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat