La Familia Real inaugura el año político. Que lo haga el jefe del Estado tiene alguna explicación aunque no lo ha votado nadie. Que lo haga la consorte y las niñas es menos razonable. Pero Felipe VI ha sacado la foto entera en el Congreso para abrir la legislatura que menos le gusta. Y Letizia ha enviado una señal a los independentistas, de los quien depende la estabilidad del gobierno de coalición, y que han preferido ausentarse el primer día. La consorte lo hace con las dos armas de que dispone: la elección de la ropa y su hija mayor. La Corona supone que el próximo jefe del Estado será un Borbón. Leonor de rojo España:

TVE

El color no es baladí: Letizia y Sofía de blanco neutro y la heredera de rojo patriótico. En TVE decían que hay "menos pompa que otros países que son monarquías o repúblicas". El problema no es de fanfarrias sino de representatividad y legitimidad. Empieza la sesión por la lista menos votada: la de Felipe VI. Tan poco votada que tiene cero votos. Pero allí estaba, presidiendo la sesión. La niña de 14 años no decide cómo se viste, como muchas niñas de 14 años. Ella tiene otra función: simbolizar a una determinada España. La patria reducida al vestido de Leonor.

GTRES

Nada se deja al azar en una legislatura que debe suponer un antes y un después del papel de la monarquía en la vida política española. Letizia reivindica la Corona del 3-O y del A por ellos uniendo patrioterismo y la heredera. Está de acuerdo con la tesis de Vox: los hijos son propiedad de los padres.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat