El proper mes de març, el cantautor Víctor Manuel actuarà a Catalunya, on presentarà el seu nou treball, Casi nada está en su sitio, un disc que veu la llum aquest divendres i que incorpora 13 noves cançons de marcat contingut social i polític. Sense anar més lluny, un tema es diu Digo España, una cançó necessària per a ell en els temps que corren: "España es protagonista, porque hay que estar orgullosos de lo que somos y donde vivimos, y parece que no hay nadie que quiera contarlo, pero yo sí lo cuento en esta canción, porque somos españoles".

victor manuel foto

www.victormanuel.es

Per què ha escrit una cançó com aquesta? Per una percepció que comparteix amb més gent, segons ha reconegut en una entrevista pel diari Público: "pertenecemos a una generación para la que la palabra España se nos ha caído de la boca. La bandera tampoco nos resultaba una cosa agradable. Por el uso apestoso que ha hecho el franquismo residual de todos estos símbolos. Y que sigue haciendo". Considera l'autor de Solo pienso en tiQuién puso más Nada sabe tan dulce como tu boca que el dictador i sobretot, els seus adlàters, s'han omplert la boca amb el nom i la bandera del país fins a límits grotescs: "Seguramente llevan la banderita anudada hasta en el capullo, pero se la vemos en las corbatas, en los collares de los perros, en pulseritas… Toda esta cosa de las banderas es algo que detesto. Detesto toda guerra de banderas y ojalá se quemasen y desaparecieran todas".

Manifestació ultra Valle de los Caidos EFE

Efe

Victor Manuel renega de banderes i de que "todo el mundo tira de España con la voluntad de vaciarla". I entre aquests, reparteix cap al PP i cap als indepes. "Hay un grupo de políticos en España que cree que lo de la Guerra Civil y lo de los muertos está amortizado. Creen, como decía Pablo Casado en uno de sus grandes momentos de gloria, que los familiares de los muertos se acuerdan ahora de sus abuelitos por dinero… Esa es la calaña de la derecha que me resulta personalmente insoportable".

pablo casado efe

Efe

Sobre Catalunya, el cantant asturià situa l'exministre Zoido a l'ull de l'huracà, i creu que avui en dia no s'hagués arribat a aquell 1 d'octubre de fa un any, "con un desafío brutal por parte del independentismo y con un país muy desquiciado y nervioso". Sobre els presos, que ell no considera polítics, diu que "Lo más penoso que les he escuchado decir es que no creyeron que el Estado iba a ser tan duro". S'ofendrà algú amb la lletra del seu tema sobre Espanya (“Digo España y qué bien suena esa palabra”)? "Quizás, aunque no creo... Creo que si algún día se modifica la Constitución y se introduce la posibilidad de consultas, nada que objetar. Pero unilateralmente, la independencia me parece un disparate".

 

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat