La actriz mataronense Sílvia Abril es una referencia del humor en Catalunya y el resto del estado. Junto con su marido Andreu Buenafuente pasa la vida a caballo entre Madrid y Barcelona, y conoce bien el sentir y las sensibilidades de unos y otros. En la capital de España se encuentra representando 'El Éxito de la Temporada', adaptación castellana de la obra que recoge la historia de El Terrat, además de su show radiofónico de madrugada en la Cadena SER, donde conduce 'El Grupo' con la también actriz Toni Acosta. Abril siempre se ha caracterizado por defender la catalanidad y los derechos de sus ciudadanos a escoger su futuro de forma libre y democrática, pero el chiste que ha hecho sobre los catalanohablantes y las Baleares la ha alejado de disfrutar la simpatía de muchos de sus compatriotas. Una burla que será humor en Madrid, pero que en los Països Catalans no hace nada de gracia.

Sílvia Abril Cadena Ser

Sílvia Abril / Cadena Ser

El fragmento por el cual Abril colecciona críticas es breve, pero con sustancia. Primero, por la imitación paródica del acento mallorquín, que podría tener un pase. O no, según cada cual. Ahora bien, lo que ha dicho al empezar esta intervención pone a casi todo el mundo de acuerdo, y la regañan: "tienen un catalán que no es catalán, claro". Muchos se lo han tomado como la negación de la unidad lingüística del catalán, más que una coña sobre la particularidad del habla en las diferentes islas. El repaso a la actriz es notable, y le dicen de todo. Parece que no le gustará demasiado, evidentemente.

abril 1

abril 2

abril 3

abril 4

abril 5

Sílvia Abril y Toni Acosta Cadena SER

Sílvia Abril y Toni Acosta en 'El Grupo' / Cadena SER

El humor es un arte complicado. Puede herir mucho más que divertir. Especialmente si aquellos que reciben son siempre los mismos. Y en Madrid, ya se sabe, el deporte favorito es el "tiro al catalán".

T'ha fet servei aquest article? Per seguir garantint una informació compromesa, valenta i rigorosa, necessitem el teu suport. La nostra independència també depèn de tu.
Subscriu-te a ElNacional.cat