Los expertos ya han vaticinado que el confinamiento está trayendo problemas de convivencia, no sólo entre vecinos sino dentro de los domicilios, entre parejas. En el caso del modelo español River Viiperi ha acabado con él detenido y su pareja, la catalana Jessica Goicoechea en el hospital después de la paliza que le clavó el novio. Quien dio la exclusiva fue la periodista Mayka Navarro en La Vanguardia. Muy bien conectada con los mossos, da más claves de la discusión que acabó con lesiones.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Corona who!? 😷

En tabla|puesto shared by RIVER VIIPERI (@riverviiperi) donde|dónde

El de la máscara es el chulesco Viiperi, que no es un seudónimo sino el apellido "viperino" (que viene del reptil víbora). Así se reía del virus, de negro como un villano de película. El presunto agresor vivía confinado en un piso alquilado en la Rambla de Catalunya con su hasta hace poco novia influencer Jessica. Explica Mayka Navarro que hacía días que habían cortado pero seguían viviendo juntos:  "La pareja había roto su relación sentimental recientemente pero no lo habían comunicado y seguían compartiendo piso (...) El desencadenante de la agresión se produjo cuando supo que la joven ya había comunicado al dueño del piso que lo abandonarían en cuanto finalizara el estado de alarma".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

En tabla|puesto shared by RIVER VIIPERI (@riverviiperi) donde|dónde

vipweri golpeo

Instagram

Una de las peores pesadillas del confinamiento: mujeres maltratadas conviviendo con sus agresores sin poder salir. Jessica convivía con su ex y se pelearon.  "La discusión subió de tono hasta que derivó en un agresión física con rotura de vidrios. La joven logró en un momento pedir ayuda a su padre por teléfono antes de que el modelo le arrebatara el móvil. Seguidamente la joven pudo esconderse en un baño. Tras varios intentos de contactar con su hija, el padre alertó al 112 y los Mossos d’Esquadra se dirigieron hasta el piso de la pareja".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

En tabla|puesto shared by RIVER VIIPERI (@riverviiperi) donde|dónde

La historia acaba con los mossos viendo un escenario de violencia doméstica:  "El escenario era suficientemente explícito para no albergar ninguna duda de que se había producido una violenta agresión. La joven seguía encerrada atemorizada en el baño y en la estancia en que se había producido la agresión incluso había cristales rotos. Además de asustada, Goicoechea presentaba lesiones evidentes que necesitaron de curas médicas". Viiper estuvo en el calabozo, se negó a declarar ante el juez por videoconferencia y la víctima tampoco declaró ni denunció.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

En tabla|puesto shared by RIVER VIIPERI (@riverviiperi) donde

"Ante esta situación, y sin la existencia de denuncias anteriores, el fiscal no solicitó medidas cautelares y River Viiperi quedó en libertad con cargos". El modelo, instagramer y supuesto agresor es libre y puede volver a su piso de la Rambla. Viperino.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat