Pablo Motos, a cara descubierta. No es extraño oír al presentador de El Hormiguero soltando discursos cargados de ideología en un programa aparentemente familiar. Unionista ferviente y bastante escorado a la derecha, Motos camufla habitualmente sus soflamas en forma de bromas, gags o comentarios sarcásticos que a menudo apuntan a una misma dirección: el independentismo catalán. Pero si normalmente se escuda en el humor para cargar contra los indepes, este martes ha ido un paso más allá, se ha librado del jiji-jaja que tanto lo caracteriza y, con ademán serio, ha soltado la que es probablemente una de las frases más lamentables que ha pronunciado nunca en televisión.

Motos

Cristina Pardo

Pulsad sobre la foto de Pablo Motos para ver el momento, en el minuto 15:30 | Antena 3

Durante una tertulia en la que participaba la periodista Cristina Pardo, el presentador y sus colaboradores han hablado de las consecuencias económicas de la crisis del coronavirus. La periodista navarra ha advertido que la previsión del Banco de España para el año que viene es nefasta, y que la deuda pública española podría llegar al 120%. Panorama desolador que Motos ha aprovechado para ilustrar a la audiencia y explicarles que habrá que subir los impuestos. "A parte del impuesto de los ricos, que se hará, hay tres impuestos por los que se recauda dinero: el IVA, el IRPF y el impuesto de sociedades", ha empezado. Pardo añade otro: "Incluso el de sucesiones, que en alguna comunidad autónoma lo han subido. En Catalunya lo han subido". En este momento, Pablo Motos ha perdido los papeles: "En Catalunya han aprovechado ahora que está falleciendo mucha gente para subir el impuesto de sucesiones". El presentador de El Hormiguero asegura que el gobierno de la Generalitat se aprovecha de los más de 11.000 muertos catalanes para aumentar ingresos. Los espectadores, alucinando:

Pero si lo que Motos pretendía era dejar en evidencia al gobierno catalán, lo único que ha conseguido es retratarse él mismo. Y es que además de miserable, su afirmación sobre la Generalitat es mentira. Fue en diciembre del 2019, dos meses antes de la pandemia, cuando el ejecutivo de Quim Torra anunció un pacto con los comunes para subir el impuesto de sucesiones a las rentas más altas. Sólo Pablo Motos ha utilizado a los muertos en Catalunya. Y lo ha hecho para atacar a los indepes, qué sorpresa.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat