La televisiva Míriam Sánchez tiene la sana virtud de hacer y decir lo que le sale del moño. No tiene pelos en la lengua y habla clarinete sobre cualquier cuestión. También la sexual. Y rompiendo tabúes.

miriam sanchez2

@miriamsan81

Después de compartir en redes sociales que se quitó las prótesis mamarias que se había puesto años atrás cuando era actriz porno con el nombre artístico de Lucía Lapiedra, ahora Sánchez volverá a pasar por quirófano para hacerse una operación de ginecoestètica. Sánchez se hará otra operación de estética en la vagina después de que hace unos años "Me hice un recortadito de los labios hace como unos cinco años porque con el parto se me dio mucho de sí y se me han quedado como una lechuguita. El 'canal del Pisuerga' fue en el parto, porque mi hija no quería salir y eso se me dio de sí que no veas". Más explícita no podía ser. O sí.

miriam sanchez

@miriamsan81

Porque la colaboradora de Telecinco quiere aprovechar la nueva intervención que se hará para romper tópicos relacionados con las vaginas:  "Muchas veces, la gente dice que es de follar mucho. 'Tanto pepino, tanto pepino...'. Pero es más del parto. Y yo quiero quitar esa leyenda masculina, porque el parto me destrozó toda mi florecilla". Según ha explicado en unos vídeos a través de las redes sociales de la clínica que la intervendrá, Sánchez se someterá a un tensado vaginal y a un blanqueo genital que no es fruto de una "leyenda masculina muy 'heavy' y muy irracional". ¿Cuál? Mejor que ustedes mismos escuchen sus explícitas explicaciones en boca suya:

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat