Ya pasó hace un tiempo: una empresa de Málaga quiso hacer la gracia y se bautizó con un nombre peculiar, Pig Demont, con un logo que consistía en un cerdo con gafas y pelo negro. Entonces, su propietario pensó que el resto del mundo se mamaba el dedo al manifestar, sin caerle la cara de vergüenza, que "Quien quiera ver a Puigdemont lo verá pero no es él".

pig demont

Ahora, también con animales y también con Puigdemont de por medio, se ha repetido una historia similar. Explica el diario El Mundo que el nuevo fenómeno en el negocio de las mascotas son los bancos de semen para perros. Resulta que hay siete, repartidas entre Madrid, Valencia, Mallorca y Barcelona. ¿Y cuál es el esperma más cotizado? El de un perro, un 'american bully' de Málaga, que recibe el nombre de Puigdemont. ¿Cuánto piden por cada dosis de este semental? Ni más ni menos que 5.000 euros. Y su propietario no esconde cuál es su referencia a la hora de bautizarlo: "El nombre le viene por su tendencia a la fuga".

titular el mundo

El Mundo

Aparte del titular del diario, con clara voluntad de hacer befa, explican que el animal "Nació con los ojos azules y desde muy pequeño tuvo un rasgo marcado en su carácter que a la postre terminaría condicionando su nombre. Su tendencia a la fuga irrefrenable. Por eso su dueño, al frente de un cotizado criadero en la Costa del Sol, lo bautizó como lo bautizó: Puigdemont. Y vale hoy su peso en oro...". En un negocio al alza como este, "Hoy en día las pajuelas vuelan ya por todo el planeta", explica de manera gráfica un especialista en reproducción asistida.

puigdemont leyendo

@carlespuigdemont

El propietario del perro no se esconde: "De pequeño era un listillo, tenía una habilidad especial para escaparse de la jaula. No sabíamos qué nombre ponerle. Y como no se hablaba de otra cosa que de la huida del político catalán pues le pusimos Puigdemont. Es un ejemplar único... Está entre los tres mejores de Europa y los cinco mejores del mundo", dice el propietario del vivero malagueño, Haty Bulls. La doble intención del medio continúa en querer saber más detalles del perro. De quinta generación, pesa 30 kilos y mide 32 centímetros, preguntan por su carácter: "es muy familiar y cariñoso, nada territorial y mentalmente muy equilibrado".

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat