"Campana y se acabó". Con esta última frase de una monja llega el punto final de El foraster de TV3. Como hace semanas explica En Blau, todas las coproducciones de TV3 están cerrando. Vicent Sanchis no puede firmar ni un solo contrato nuevo. El último fue renovar el FAQ's hasta junio con El Terrat. El resto de productoras ya pueden plegar velas. Sólo quedan algunos programas ya grabados que irán emitiéndose hasta verano. El drama es que El foraster, que hizo un 21,7% y 539 mil espectadores, seguiría en cualquier TV normal, pero lo que está pasando a TV3 no es normal, como diría Albiol. El miércoles se emitió el último desde el monasterio de Sant Daniel de Girona y el adiós de las monjas era el de los espectadores.

adeu monjas tv3

TV3

Rajoy no intervino la cadena pero Montoro impulsó un cambio legal para reclamarle decenas de millones de euros imprevistos. Cada pocas semanas los espectadores irán despidiendo programas de éxito. Porque todas las coproducciones de TV3 tienen audiencia. La tenía Tarda oberta y fue cancelado y ahora le toca a Quim Masferrer. El president Puigdemont vio el programa desde Bélgica y tuiteó por su añorada Girona:

Exquisito y finito. Se da la curiosidad que la productora del programa es Brutal Medía y su responsable es Raimon Masllorens, que también preside PROA, la federación de productoras catalanas. Fue él quien tuvo un enfrentamiento público con Vicent Sanchis en el plató de Tarda oberta donde le reprochó al director de TV3 que aplicara los recortes a las productoras externas y no al personal fijo de la cadena pública. Aquel día En Blau ya recogió las opciones que dio Sanchis para futuros programas de productoras externas: que se busquen a un patrocinador y que no cueste un euro público emitirlos. Masllorens tomó nota y podría ser una opción para el retorno del forastero. Ahora, sin embargo, todo son lamentos:

Más de medio millón de catalanes huérfanos de la pick up calabaza de Masferrer son muchos. Twitter echa humo criticando que TV3 no encuentre dinero de donde sea. La paradoja es que es Puigdemont y el govern que está llamado a presidir (de una manera u otra) quien tiene que poner más dinero a TV3 para poder pagar nuevas temporadas de El foraster. De momento ni un solo político ha dicho nada y la CCMA, que es la herramienta política que manda en TV3, ha tuiteado:

El miércoles 28 de febrero se emitirá un programa especial con entrevistas inéditas de Quim Masferrer en los lugares donde ha estado a lo largo de las cuatro temporadas emitidas. 45 pueblos, más de un millar de entrevistas y 22.800 kilómetros de gasolina. Uno de los programas más baratos de la parrilla que la CCMA advierte que no acaba sino que lo acaban. Y advierte "no parará la calidad de TV3", es decir, veremos otro programa similar producido desde la cadena. El formato no es de la productora sino comprado a una TV danesa: la DR1 lo emite con el nombre de Comedy on the edge: Comedia al límite. Al límite está la paciencia de los teleespectadores que encima tienen que comprobar que Rajoy les roba los éxitos. Brutal Medía producirá una réplica de El forastero para TVE: El paisano.

el paisano

TVE

Lo presentará un actor salido de La que se avecina, Pablo Chiapella, Amador en la astracanada de Telecinco. Se emitirá después de Semana Santa y de momento está previsto que por La 2. Visitará pueblos pequeños de España. El último ha sido Burgui, de 209 habitantes en Navarra. Los catalanes ya saben cómo se las gasta el gobierno de España, hace que se cierren programas de éxito y los compra para esconderlos en TVE pasándoles el filtro de La que se avecina. Rajoy es el forastero.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat