El actor y humorista catalán Edu Soto está pasando unos días en la maravillosa capital portuguesa. Pero el fado se lo ha llevado él mismo. Y no por la melancolía que despierta la ciudad, sino por un accidente que lo ha llevado de urgencias al hospital y que le ha dejado la mano como un poema. De Fernando Pessoa, si lo quieren, pero con un dedo entablillado. Soto hace unos días que disfruta de las bondades de Lisboa, e incluso, ayer por la noche compartía risas y confidencias con colegas de profesión en el emblemático Castelo de Sao Jorge.

Carlos Latre, Arturo Valls, José Corbacho, David Fernández, José Juan Vaquero... Compañeros de batalla en mil obras y programas con quienes Soto se encontró después de pasar unos días de relax y comiendo bacalhau en la ciudad de los tranvías.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Se bastante obvio donde estoy si hueso enseño esta foto, ¿no? O alguien no lo sabe?! Se una capital europea de lo más hermosa!!

En tabla|puesto shared by Edu Soto Moreno (@edusotomoreno) donde|dónde

¿Qué pasó en esa cena? No se sabe. Sí, en cambio, que no acabó de la mejor de las maneras, porque el álter ego del neng de Castefa tuvo un pequeño susto que le ha provocado una fisura en su dedo meñique de la mano izquierda:  "Yo y mi fisurita en la mano os damos las buenas noches!! Es pequeñita, pero hay que curarla bien para que suelde. Ea, toca cuidarse!!", informaba él mismo con cara de circunstancias. Inmediatamente sus compañeros y amigos han llenado Instagram de mensajes de ánimos:

mensajes edu soto

El viernes actúa en el Teatro Alcázar de Nules. Veremos qué les explica al público asistente.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat