Álvaro de Marichalar ya no sabe qué hacer para llamar la atención. El excuñado de la infanta Elena anunció hace semanas que se marchaba a dar la vuelta al mundo. Pero parece que de momento se conforma con dar la vuelta a las islas Medes. Y en su camino hacia el Empordà, el hermano de Jaime de Marichalar ha hecho una parada patética en Tossa de Mar. Su hito en la costa de la Selva, retirar banderas independentistas.

marichalar4

Las imágenes son lamentables. Álvaro de Marichalar ha abandonado la moto de agua y ahora navega por la costa catalana en un barco. Hasta que topa con una estelada, "la bandera de la mafia separatista del 3%", es como la llama él. Ante la incredulidad de las personas que había en la zona, Álvaro de Marichalar insiste: "Eso es una bandera cubana. No se os ocurra ponerla porque vendré mañana a quitarla otra vez". Es obvio que nadie en Tossa volverá a izar una estelada porque el ex de la infanta los amenaza (¿de veras piensa eso?).

Hace pocos días, Álvaro de Marichalar invitó a Carles Puigdemont a dar la vuelta al mundo con él. ¿No soporta ver una estelada pero quiere hacer un viaje de meses con un independentista como el president en el exilio? No se lo ha pensado suficiente.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat