Corría el año 1978 cuando el musical Grease catapultó a la cantante y actriz australiana Olivia Newton-John definitivamente a la fama. Con 29 años, el mundo entero la conoció por su papel de Sandy, la estudiante que se enamora del rebelde Danny Zuko (John Travolta) en el instituto. Han pasado las décadas y la intérprete ya ha cumplido 71. Después de una carrera de éxito con numerosos premios, entre los cuales hay cuatro Grammy, la intérprete atraviesa ahora uno de los momentos más delicados de su vida. Newton-John lucha por tercera vez contra un cáncer de mama que se le reprodujo en 2017 y que le ha hecho metástasis. Golpe duro que afronta con positivismo. Hace un año y medio publicó Liv on, un álbum musical que quiere convertir su luto personal en una especie de terapia a través de las canciones. Del proyecto surgió un libro ilustrado por un dibujante catalán, el ebrense Ignasi Blanch.

olivia

GTRES

Una colaboración que ha dejado paso a una tierna amistad. Blanch tiene nuevos proyectos y, como buena amiga, Olivia Newton-John lo sigue y lo promociona. El último trabajo del ilustrador es Núvols, una pieza artística compuesta por Josep Ollé, con letra de Joan Maragall e interpretada por Oriol Quintana, el hermano cantante del actor Bernat Quintana y exconcursante de Oh Happy Day de TV3. Producción 100% catalana. "Va sobre unas nubes en el cielo azul, y los seres amados en nuestras vidas y más allá. Arte curativo para esta época", comparte la superestrella australiana, coincidiendo con la pandemia de coronavirus, en sus redes sociales.

Y es que la buena música en catalán también vende más allá de nuestras fronteras.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat