A Andreu Buenafuente, en sus programas, le gusta estar acompañado por una banda de música que toca en directo. A veces, algunos de los músicos integrantes han sido mucho más que alguien que tocaba la guitarra, el piano o la batería. Ha habido casos en los que tomaban más protagonismo, gracias a su bondad, su sonrisa y su buena sintonía con el presentador de Reus. Joan Eloy era uno de los ejemplos más paradigmáticos. Y ahora, tal y como tristemente se ha confirmado, ha fallecido.

Un hombre con una cara de buena persona que se la pisaba. Desprendía una bondad proporcional a su talento. Y era evidente que entre él y Buenafuente había respeto, amor y amistad. No era extraño ver al músico sonriendo socarrón, sin decir nada, con picardía. O a carcajada limpia. Buenafuente sabía si algún chiste o broma era bueno sólo oyendo si Joan Eloy se descojonaba. Entonces era muy buena señal. Y cuando opinaba, de vez en cuando, siempre eran comentarios de calidad.

El hombre de las gafas y las camisas floreadas, inseparable de Buenafuente, no sólo estuvo al lado del cómico catalán. Como músico, tuvo una amplia carrera acompañando a artistas como Jimmy Page, Joan Baptista Humet, Litus o Joaquín Sabina en algunas de sus giras. Ha sido el mismo Buenafuente quien ha hecho un emocionantísimo tuit de despedida hacia quien tocó a su lado durante tantos años.

Una noticia que ha golpeado a los fans, que recuerdan su eterna carcajada:

Esperemos que allí donde esté, se siga oyendo bien fuerte su música y su risa. Descanse en paz.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Para seguir garantizando una información comprometida, valiente y rigurosa, necesitamos tu apoyo. Nuestra independencia también depende de ti.
Suscríbete a ElNacional.cat